Wilder Espíritu Deza, el sujeto que asesinó a su pareja y a su hija arrojándolas al río Huallaga para no pagar la manutención, ahora niega haber cometido el crimen, con lo cual trata de evitar ser condenado.

En su declaración inicial cuando fue detenido por la Policía, el sujeto confesó que las arrojó al río. Incluso guió a la Policía hasta Tingo Pampa, lugar donde aceptó haber empujado al río a Judith Chagua Alminco y a su hija de un año de nacida. El crimen se suscitó el 9 de febrero, ese día Espíritu citó a Judith para dialogar; ella llevaba en brazos a la bebé. Espíritu las llevó hasta la orilla del río y las arrojó.

Mayla Alminco Durand, madre de la víctima y abuela de la pequeña, recordó que en la comisaría Wilder Espíritu confesó el crimen para no pagar la manutención de su hija e iniciar una relación con otra mujer. Dijo que ahora el asesino está negando el crimen ante la fiscalía. Ahora Espíritu declaró a la fiscalía haber estado borracho y que desconoce el paradero de Judith cuyo cuerpo no ha sido encontrado. Mayla cuestionó la investigación de la fiscalía porque dijo que sólo le acusarán por la muerte de su nieta pero no por el asesinato de su hija. “La fiscal me dijo que sólo pedirán 5 o 7 años de sentencia por el crimen de la bebé pero no por mi hija”, dijo. Mayla Alminco está exigiendo cadena perpetua por el asesinato.

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here