Luego de un paciente trabajo de inteligencia y vigilancia minuciosa a cargo de la policía, fue capturada la falsa cirujana plástica Flora Tatiana Olivero Pinedo (28), quien sería la responsable de practicar la liposucción que causó la muerte de la estudiante universitaria Jhammina Elena Soto Victorio (34).
Los policías llegaron al inmueble del jirón Libertad n.° 668, donde habría practicado intervenciones quirúrgicas de manera clandestina. A combazos descerrajaron la puerta, pero la astuta mujer ya había subido a la azotea y escapado trepando hacia la vivienda aledaña. Luego de una minuciosa búsqueda la hallaron escondida en los servicios higiénicos.
La captura se llevó a cabo en mérito a una orden de detención preliminar por 72 horas, dispuesta por el Cuarto Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco con fecha 1 de febrero de 2018, luego de conocerse que la agraviada Jhammina Elena Soto Victorio, ingresó a la vivienda el pasado 15 de enero, fecha en que se practicó la intervención quirúrgica de liposucción y dos días después falleció por una infección generalizada.
Las cámaras de video vigilancia instaladas en el local de la Sunat, registraron los movimientos de la fémina y de la paciente y fueron determinantes en la investigación. La madre de familia fue captada cuando ingresaba a las 9:30 de la mañana y luego al promediar las 2:40 de la madrugada salió caminando y abandonó el lugar. Horas después sintió fuertes dolores estomacales, por lo que la llevaron al hospital Hermilio Valdizán donde falleció a las 4:00 de la mañana del 17 de enero.
Salió de la cárcel
La acusada Flora Tatiana Olivero Pinedo (28), en enero de 2016 fue detenida junto a su madre Carola Pinedo Vásquez (54) y su padrastro Fredy Hans Vílchez Machuca (35), siendo recluidos en el penal de Potracancha acusados de realizar una mala intervención quirúrgica a una cosmetóloga; sin embargo, pocos meses después Flora Tatiana salió en libertad.
“Ella estuvo en la cárcel, pero las malas autoridades la liberaron y hoy mi hija es su víctima, la mataron y dejó un niño de cinco años sin madre”, declaró entre lágrimas Elsa Victorio Pasquel, madre de la universitaria fallecida.
Flora Tatiana Olivero Pinedo, solo tiene estudios en enfermería técnica; fue trasladada a las instalaciones del Depincri, donde policías de Homicidios y el representante de la fiscalía la investigarán por la presunta comisión del delito contra la salud pública-ejercicio ilegal de la medicina, y contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de lesiones graves seguidas de muerte.

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here