10.4 C
Huánuco
12 diciembre, 2019
Actualidad Opinión

CÓMO DESPERTAR A LA BELLA DURMIENTE

 Denesy Palacios Jiménez 

“Los grupos generan su vida y también los mecanismos de su destrucción. Un grupo como cualquier organismo vivo, está sujeto a la ley universal del ciclo vital que termina con la desaparición.” (Miguel Rubio 2005)

Tomamos este título, del discurso pronunciado por Carlos Iván Degregori en la inauguración del IV Congreso de Investigaciones en Antropología en la UNMSM, porque los peruanos tenemos motivos de sobra para estar orgullosos de nuestro pasado, sin embargo estamos descontentos con nuestro presente y muy preocupados por nuestro futuro, pues hay muchos indicios de que en un país escindido y con una gran inequidad podamos avanzar tan fácilmente hacia un bicentenario republicano, donde debemos mirar nuestro desarrollo cuidando nuestros recursos, la calidad de vida, que nos permita un desarrollo humano, es decir, poco o nada hacemos para aplicar los objetivos de desarrollo sostenibles, donde debemos conseguir cero hambre, cero miseria, calidad educativa, equidad de género entre otros.

¿Qué no se puede despertar a la Bella Durmiente por falta de recursos? La situación de la universidad pública en el Perú es dramática e indignante. La asignación de recursos para la educación, incluyendo la educación superior es de una irresponsabilidad insuperable. Mientras no tomemos en cuenta que la universidad pública peruana tiene que avanzar y estar contemporizada, va a ser difícil que consigamos salir del atolladero en el cual nos encontramos; porque los profesionales que demanda el desarrollo de las regiones y del país, no los estamos formando conforme es la demanda social, económica, cultural y política; porque estamos pensando en la inversión extranjera, pero solo para que saquee nuestras riquezas naturales, culturales y explote nuestro capital social. Una muestra de ello es el enriquecimiento de las universidades privadas, con las altas cuotas que deben pagar los usuarios o clientes, que no son otra cosa que los jóvenes estudiantes peruanos ávidos de conseguir empleo, y al final vemos que invierten sus padres y ellos mismos lo poco que tienen, y que solo ganan las IE que dicen ser sin fines de lucro.

Qué interesante cuando Degregori en su alocución a los antropólogos presentes, les dice: “Pero estoy seguro que se puede y se debe comenzar, aún con los escasos recursos disponibles. Si no lo hacemos, cuando lleguen eventualmente los recursos, no los vamos a utilizar de la mejor manera y con visión estratégica o, peor aún, no vamos a ser capaces siquiera de utilizarlos todos y vamos a estar como algunas dependencias estatales, que no pueden ejecutar su presupuesto porque no tienen capacidad de gasto, porque no tienen capacidad de elaboración y gestión de proyectos. Hay que comenzar AHORA y si los mayores no podemos porque ya hemos perdido la poquita fe que nos quedaba, por favor bótennos. De buena manera, por favor, pero invítennos a dar un paso al costado”.

Porque la calidad educativa cada vez decae más en todos los niveles, desde el básico hasta el superior universitario, y un buen número de docentes universitarios los tenemos en el Congreso de la República, pero muchos de ellos interesados en fortalecer a la Universidad Privada; miren ustedes cómo no se hace nada para derogar el DL 882 Ley de Promoción de la Inversión en la Educación. DEROGADO por la Décima Tercera Disposición Complementaria Final de la Ley n.º 30512, publicada el 2 de noviembre de 2016, en lo que respecta a los institutos y escuelas de educación superior. DEJADA SIN EFECTO por la Única Disposición Complementaria Derogatoria de la Ley n.º 30220, publicada el 9 de julio de 2014, en lo que respecta al ámbito universitario, con excepción de los artículos 14º, 16º, 17º, 18º, 19º, 20º, 21º y 22º. De conformidad con el Artículo 2 de la Resolución n.º 015-2017-Sunedu, publicada el 16 de mayo de 2017, se precisan que las Condiciones Básicas de Calidad establecidas en el “Modelo de Licenciamiento Institucional y su Implementación en el Sistema Universitario Peruano”, así como los componentes e indicadores específicos y medios de verificación complementarios aprobados mediante la presente resolución, son de obligatorio cumplimiento para las escuelas de posgrado creadas al amparo del presente decreto.

Creo que la Sunedu, debe explicar sobre este decreto que debió ser derogado en su totalidad, para dar lugar a normas que velen por la calidad educativa y por los docentes que son maltratados en estas instituciones educativas de todos los niveles, porque los sueldos o salarios que reciben son de hambre para nuestros profesionales.

Publicaciones Relacionadas

Editorial. Lograr un cambio

editorahora

Rescatan maquinaria abandonada en Shamiro Alto

editorahora

Continuarán construcción del mercado de Tingo María

adminahora