17.3 C
Huánuco
18 noviembre, 2018
  • Home
  • Actualidad
  • Confesiones sobre aportes de campaña de Fuerza Popular en 2011
Actualidad

Confesiones sobre aportes de campaña de Fuerza Popular en 2011

Por IDL-Reporteros.-
IDL-Reporteros ha logrado obtener testimonios de enorme importancia sobre el caso de lavado de dinero en los aportes a la campaña de Fuerza Popular en 2011, que revelan además manejos ilegales de influencias y poder para conseguir –de acuerdo con la evidencia presentada– el encubrimiento y la impunidad.
Los testimonios contienen las revelaciones del testigo protegido bajo la clave TP 2017-55-3. Se trata del testimonio de una persona con conocimiento íntimo de cómo funcionan los niveles más altos de Fuerza Popular, quiénes los integran y toman las decisiones fundamentales; y cómo controlan las posiciones y acciones de sus congresistas. El testigo ha participado, como se verá, en todos esos procesos y ha decidido hablar.

A continuación, las impactantes revelaciones
TP 2017-55-3 declaró ante los fiscales José Domingo Pérez y Elvia del Carmen Caro el domingo 14 pasado en la División de Investigaciones de Alta Complejidad (DIVIAC) de la Policía.

Sucedió en Bucaré
El testimonio comienza describiendo una reunión que tuvo lugar “a fines de enero e inicios de febrero del año 2011”. Convocado por Ana Herz de Vega, el congresista Rolando Reátegui acudió al local del hoy Fuerza Popular y entonces Fuerza 2011 en la calle Bucaré 559, “de propiedad de Joaquín Ramírez Gamarra”.
La oficina de Keiko Fujimori en ese local se encontraba “en el segundo piso del inmueble, ingresando por las escaleras a la mano izquierda”.
Reátegui fue recibido, según el testigo, por una persona importante del entorno de Keiko Fujimori: “la secretaria Carmela Pucará Paxi […] que lleva la agenda personal de Keiko Sofía Fujimori. Carmela Pucará sabe quién entraba y quién salía del local de la calle Bucaré, y actualmente viene realizando esa función en el local de la Calle Morochucos 140, Urbanización Santa Constanza Surco”.
Carmela Pucará, prosigue el testigo, es quien “puede corroborar a las personas con las que se reúne Keiko Fujimori, porque ella le lleva un control de sus citas y reuniones que sostiene desde esos años. Carmela Pucará portaba en su computadora fija PC y un móvil personal los registros de las citas y reuniones que sostenía Keiko Fujimori Higuchi, y las otras citas que no son oficiales las anotaba en una Agenda que era un papel que lo destruía”.
En la reunión “se encontraban presentes Keiko Sofía Fujimori Higuchi, Ana Herz de Vega, Pier Figari Mendoza y Adriana Tarazona de Cortés”. Según el relato del testigo, Figari y Herz fueron al grano y sin pérdida de tiempo: “…le indican al congresista Rolando Reátegui que hay fondos de dinero donados por empresarios que no quieren aparecer en la lista de aportantes del Partido Fuerza Popular 2011, que no querían tener problemas posteriores en caso Fuerza 2011 no ganara las elecciones y no pudieran contratar con un eventual gobierno y que podrían ser cruzados muchas veces con la Sunat”.
Y aquí vino lo importante: “Pier Figari le indica al congresista Rolando Reátegui que le van a dar un dinero para poder cubrir las donaciones para que aparezcan registradas a nombre de terceras personas, porque el congresista Rolando Reátegui era amigo y tenía relaciones en el mundo empresarial por lo que podía hacer cubrir los aportes, es decir, el congresista Reátegui debía llevar a cabo una operación de buscar en su región San Martín a personas que puedan aparecer como aportantes del Partido”.

Vuelos a Tarapoto
Reátegui voló a Tarapoto “con los pasajes asignados o comprados por el Congreso de la República. En Tarapoto entregó los treinta mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 30,000.00) a la contadora Micaela del Águila Vela, contadora de los supermercados La Inmaculada SAC y Botica La Inmaculada SAC […] para que los guarde físicamente”.
Al día siguiente se inició el proceso de lavado literalmente en casa: “… el congresista Rolando Reátegui conversa con su esposa Marisol Valles Chong, en la vivienda de ambos, en donde le indicó que por orden de Keiko Fujimori había recibido un dinero para que sea aportado al partido Fuerza 2011”.
Luego, Reátegui pidió ayuda a Ronald del Castillo para conseguir nombres de aportantes postizos. Del Castillo ofreció a su padre Rafael del Castillo y a su esposa Liz Document, para que firmen los recibos.
“Keiko Fujimori llamó al congresista Rolando Reátegui para que vaya al local […] en donde ella le indica que hay nuevos aportes que hacer”. Como quedaba dinero por lavar, Reátegui viajó a Moyobamba, donde reclutó a su hermana Cira y al esposo de ésta, el francés Jean Louis Maze Cam para prestar sus nombres como donantes.
Finalmente, Reátegui delegó en Ronald Del Castillo, su asesor, la tarea de hacer firmar recibos a los que habían aceptado prestar sus nombres. La lista quedó así: “Marisol Valles Chong fue de diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00), Liulith Sánchez Bardález fue de cinco mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 5,000.00), Pedro Velayarce Llanos fue de diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00), Liz Document Manrique fue de diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00), Rafael del Castillo Reátegui cinco mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 5,000.00), Jean Louis Maze Cam fue diez mil y 00/100 dólares norteamericanos (US$ 10,000.00)”.
Para concluir el proceso de lavado, ya de regreso en Lima, “… Rolando Reátegui se dirige al local de Bucaré para entregar los Recibos de Aportes Fuerza 2011 y los comprobantes de los depósitos bancarios en un sobre a nombre de Adriana Tarazona de Cortés, entregando el mismo a la secretaria Carmela Paucara”.
Ahí no acabó todo. Hacia finales de febrero de 2011, refiere el testigo, “Keiko Fujimori llamó al congresista Rolando Reátegui para que vaya al local de Bucaré. … al día siguiente el congresista […] se dirige a la oficina de Keiko Fujimori en donde ella le indica que hay nuevos aportes que hacer para lo que debía reunirse con Adriana Tarazona”.
En esa ocasión, “la señora Adriana Tarazona le indica que le entregaría cincuenta mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 50,000.00), pero que en esa oportunidad le daba veinte mil y 00/100 dólares norteamericanos (UU$ 20,000.00) en efectivo en un sobre de manila como adelanto”.
Y otra vez se da el mismo circuito: viaje por aire a Tarapoto, entrega del dinero, para que lo guarde, a Micaela del Águila. Al día siguiente, Reátegui convoca al exalcalde de Nueva Cajamarca, Nolberto Rimarachin para que busque prestanombres en su zona a través de los cuales lavar 50 mil dólares.
Rimarachin aceptó y se encargó de continuar llenando los “Recibos de Aportes Fuerza 2011”.

Lavado agradecido
En abril de 2011, en el cierre de campaña en Tarapoto, Reátegui juntó a dirigentes de Lima con los dirigentes locales en una cena en su casa.
Eventualmente, según el testigo, Reátegui se enteró que “los congresistas Cecilia Chacón, Ricardo Pando, Carlos Raffo, Héctor Becerril, Rufilio Neyra, Federico Pariona, Pedro Spadaro y Martha Moyano [dijeron] que también Keiko Fujimori, Ana Herz y Pier Figari les habían indicado que habían dado dinero para la campaña del partido Fuerza 2011 y que necesitaban que otras personas presten su nombre para que se registraran como aportes, y en el caso de ellos, le indicaron al congresista Reátegui que sí habían apoyado”.

Quienes mandan
En cuanto la toma de decisiones en el partido fujimorista, el testigo protegido dijo tener “… conocimiento que Vicente Silva Checa es el asesor que toma las decisiones en el partido …, Keiko Fujimori consulta con dicho asesor y es quien toma las decisiones. Esta persona estuvo presa por ser del entorno de Vladimiro Montesinos, por eso es que nunca da la cara, pero el congresista Rolando Reátegui lo ha visto en la oficina en que trabaja Keiko Fujimori”.

Publicaciones Relacionadas

Buscan que Raura financie obras de riego

adminahora

Golpe contra la minería ilegal en la Reserva Comunal El Sira

adminahora

Productores huanuqueños se lucieron en el salón del cacao y chocolate en Bélgica

adminahora