3.6 C
Huánuco
16 diciembre, 2018
Editorial

Detengamos las agresiones sexuales

En vísperas de iniciarse el año escolar 2018, se revela otros casos de docentes denunciados de violar a escolares. Se trata de dos profesores de diferentes instituciones educativas de la provincia de Puerto Inca, quienes fueron denunciados por violar a dos escolares menores de 17 y 14 años, una del nivel secundario y otra del primario. Los hechos ocurrieron en el último trimestre del año escolar 2017. Y luego de la denuncia, estos malos educadores fueron separados de las aulas; ahora ambos se encuentran desaparecidos.
Es inaceptable que sigan sucediendo esta clase de hechos. Según estudios, uno de cada cuatro agresiones sexuales no son denunciadas porque las víctimas son amenazadas. Imagínese usted cuántas niñas más son actualmente víctimas de abuso y no lo sabemos. Ahora imagínese que esa persona sea un familiar suyo, como su hija, hijo, sobrina o alguien más. No esperemos que la desgracia toque nuestra puerta. Debemos tomar acción para evitar que los malos docentes se sigan saliendo con la suya, y sobre todo, realizando este tipo de delitos.
Hace dos semanas, el diario AHORA también informó, sobre un par de profesores que embarazaron a escolares en Huacaybamba y Marañón. Estos malos docentes, Walter Campos Pozo y Esdras Avendaño Trujillo, a pesar de tener graves denuncias, pretendían ser contratados en Ambo; sin embargo, gracias a la participación oportuna del consejero regional de la provincia, fueron separados a tiempo.
Los padres de familia deben estar mucho más involucrados que nunca en la educación de sus hijos. Los tiempos han cambiado para bien y para mal. Si bien es cierto que hay mucha gente de buena moral y buenas costumbres, también existe un porcentaje de gente que pretenden ser buenos y confiables, con el solo fin de aprovecharse de la confianza de la gente para saciar sus instintos. Debemos como padres supervisar nosotros mismos el comportamiento de los maestros hacia los alumnos, mucho más si son pequeños. Debemos de entablar diálogo y confianza con nuestros hijos.

Publicaciones Relacionadas

Inaceptables agravios

adminahora

La corrupción

adminahora

Un regalo a la historia

adminahora