20.1 C
Huánuco
19 marzo, 2019
Actualidad Editorial

Editorial. Agua de calidad

Un alto porcentaje de ciudadanos de nuestro departamento no tiene acceso al agua potable. Según datos estadísticos del INEI, el 55 % de la población del departamento tiene el gran privilegio de beber agua en buenas condiciones, es decir, agua tratada.
En el caso de Huánuco, este servicio lo realiza la empresa SEDA Huánuco que llega a gran parte de los habitantes de los distritos de Huánuco, Amarilis y Pillco Marca. Bastante de esta agua es transportada por tanques cisterna o también por el servicio de particulares. Esto se da por lo general en las partes altas de la ciudad de Huánuco, a personas afincadas en los cerros y que por su difícil accesibilidad es imposible el bombeo de agua.
Eso deja al otro 45 % de la población que se las tiene que arreglar de alguna forma para llevar agua a sus hogares. Según cifras del INEI, más de la mitad de estas personas toman agua de pésima calidad. Uno de los grandes problemas son las escasas fuentes de agua, por lo que la gente tiene que recurrir a las acequias, que son en muchos casos la única fuente de agua. O por otro lado, como sucede en las partes altas de Paucarbamba, que mediante la utilización de tubos transportan agua no tratada de las lagunas, obviamente poniendo en riesgo la salud de la población. Se ha descubierto que estas aguas contienen residuos fecales, no solo de humanos, sino también de los animales.
Esto nos lleva a la tan ansiada obra de agua de la ciudad de Ambo, que según han anunciado funcionarios del Gobierno Regional, estará lista para fines de este año. Por el bien del pueblo de Ambo, esperemos que sí. Es una burla que esta obra tenga más de 10 años de iniciada y no se culmine. Las razones han sido varias, las deficiencias en el expediente técnico, así como la pésima calidad de ejecución de la obra y el poco compromiso político de las autoridades tanto regional como municipal. Esta historia también se ha podido apreciar en las capitales de las provincias de Leoncio Prado, Pachitea, Yarowilca, Lauricocha, Puerto Inca y Dos de Mayo que hasta la fecha no tienen este básico servicio de calidad y el cual, por ley, se debe de ofrecer a la población.
Estamos ad portas de la segunda vuelta de elecciones regionales, esperemos que el ganador se comprometa a crear y establecer una política de agua de calidad como parte de su responsabilidad para brindar salud y calidad de vida a la población.

Publicaciones Relacionadas

Reconocen a nexo de Humala

adminahora

Sanción para responsables de direccionar CAS en red Huamalíes

adminahora

Declaran inviable proyecto de riego con expediente aprobado

editorahora