1 C
Huánuco
27 mayo, 2019
Actualidad Editorial

EDITORIAL. ¿Dónde está el COER Huánuco?

Los huaicos caídos en la zona de Carpish nos demuestra la cruda realidad que no estamos preparados para enfrentar desastres naturales, por nuestra carencia de cultura de prevención y por el poco compromiso de las autoridades para cumplir sus funciones y hacerse presente cuando se les necesita. Los desastres naturales siguen azotando al país y Huánuco no escapa de esta realidad.

Existe un organismo denominado Centro de Operaciones de Emergencia Regional que no funciona, no da señales de vida cuando se producen las emergencias para auxiliar a los damnificados y solucionar los problemas coyunturales.

Entre las miles de personas y vehículos que se quedaron varadas en la carretera por los  derrumbes y gigantescos huaicos que se deslizaron a los largo varios kilómetros de la bajada de Carpish, hay gente que relata la poca importancia que las autoridades les dan a estos desastres, porque salvo la Policía Nacional a la que hay que reconocer su trabajo y esfuerzo y el Gobierno Regional, con el presidente Juan Alvarado a la cabeza que se hizo  presente ayer llevando ayuda, nadie de Defensa Civil, ninguna autoridad de Salud, peor del Ministerio Público.

El evento sucedido en Carpish fue gravísimo. Se presenció a niños, ancianos, mujeres con niños en brazos caminando, por sobre grandes rocas, entre el agua y lodo más de 15 km tratando de llegar a su destino. Las autoridades debieron estar presentes para adoptar las medidas necesarias para ayudar, y de ser el caso superar las penurias, que esas personas atravesaban. Pero aparentemente solo hubo indiferencia.

Muchos de ellos para llegar a sus centros de trabajo arriesgaban su vida caminando sin ningún tipo de auxilio ni protección. ¿Dónde estaban los de la Diresa?, acaso no se enteraron de la emergencia, para atender con su personal y medicinas; de SEDA Huánuco para entregarles un poco de agua; y la maquinaria de la región de Transportes que recién y luego de 24 horas llegó al lugar para tratar de abrir el pase a los vehículos con solo dos máquinas. De nada sirve el ejemplo del presidente de la República que al conocer los huaicos en el sur del país, de inmediato viaja, mientras que nuestras autoridades brillaron por su ausencia. Bueno, dicen que defensa civil es tarea de todos, pues háganlo.

 

Publicaciones Relacionadas

Alcalde de Huancayo reitera que quiere su ciudad «libre de venezolanos» y anuncia ordenanza contra migrantes

Cesar Vega

García felicita a congresistas

editorahora

Sutrán interviene a bus universitario

adminahora