8.3 C
Huánuco
18 febrero, 2020
  • Home
  • Actualidad
  • EDITORIAL. Irreparable daño a la salud y al medio ambiente
Actualidad Editorial

EDITORIAL. Irreparable daño a la salud y al medio ambiente

La tarde del viernes se volcó un camión adaptado para cisterna. El vehículo trasladaba petróleo para la obra que ejecuta la empresa Consorcio China Railway 20 Bureau Group Corporation, encargada de la construcción de la carretera Huánuco-La Unión.

El camión cargado de petróleo, en un hecho confuso, se desbarrancó en la localidad de Mitobamba, distrito de Kichki (Quisqui). En dicho accidente falleció el chofer del vehículo. En este terrible accidente, también ocurrió un hecho irreparable para el medio ambiente de la región: el combustible que se encontraba en la cisterna terminó vertiéndose al cauce del río Higueras, afectando y contaminando el canal de conducción de la planta de tratamiento de SEDA Huánuco S.A.

En un hecho sin precedentes y demostrando una incapacidad total, los encargados de SEDA no comunicaron a la población sobre el hecho aparentemente pensando en que pasaría por alto; pero el derrame afectó a toda la población de los distritos de Huánuco, Amarilis y Pillco Marca, quienes utilizamos y consumimos el líquido elemento que llega a la planta de tratamiento de Cabritopampa del río Higueras, no solo usualmente sino también esa misma mañana.

Por su parte, SEDA, en un hecho que se puede calificar como burla total hacia la población, trató de minimizar el hecho aduciendo en sus comunicados que se trataba de solo de una “parte de residuos de combustible”, porque “el camión estaba vacío y lo que se derramó fue el combustible del mismo camión cisterna. El ingreso de residuos fue leve”, expresaron.

Eso no es todo lo irregular, el hecho del accidente se mantuvo en secreto hasta el día siguiente, sin que la policía, ni la fiscalía, ni la empresa SEDA Huánuco alertaran del derrame del carburante al río, que por obvias razones bien podría haberse mezclado con los millones de litros de agua tratada de la planta de Cabritopampa.

Curiosamente hay dos versiones. La primera, que el camión estaba cargado e iba a proveer combustible a los vehículos de la empresa china. Y ayer, la fiscalía aceptó como hecho que el vehículo retornaba del campamento, luego de haber proveído combustible, o sea con 500 galones.

Los especialistas tendrán que confirmar, si una contaminación con 500 galones de petróleo, para los millones de litros de agua que de la planta de tratamiento, podrían pasar por desapercibidos en los hogares por su  olor y apariencia.

Publicaciones Relacionadas

Colapsa atención en hospital de contingencia de Tingo María

editorahora

Ineficiente Procuraduría

adminahora

¡Si serán cabrones los antifujimoristas!

editorahora