11.7 C
Huánuco
13 diciembre, 2018
Actualidad Editorial

Editorial. Lección de democracia

El presidente de Uruguay, Tabaré Vásquez, la mañana de ayer dio una lección de democracia al negarle el asilo diplomático al expresidente Alán García Pérez, señalando que “en el Perú funcionan libremente los tres poderes”: Ejecutivo, Legislativo y Judicial y le invitó a retirarse de la residencia de su embajador en Lima. Duro revés para el expresidente, quien como perro apaleado y con el rabo entre las piernas no tuvo más remedio que retirarse nuevamente a su domicilio.

Esta noticia causó algarabía en todo el país y una especial reacción en la prensa y en los medios de comunicación en general, por los insultos que profirió al llamar imbéciles a los peruanos que no creemos en su inocencia, retándonos a que probemos sus coimas y otros delitos. Ojo que la prensa no juzga sino busca la información aun a costa de poner en riesgo su integridad física.

Este rechazo del gobierno Uruguayo al pedido de asilo y a los ruegos de los congresistas Mulder, Del Castillo y Velásquez Quesquén, quienes viajaron hasta Montevideo a mendigar el asilo para su jefe, nos está demostrando, en primer lugar que García no es un perseguido político como adujo, y en segundo lugar, si tiene miedo por las irregularidades cometidas en su gobierno, de las cuales poco a poco comienzan a salir más pruebas que evidencian su participación en oscuros manejos. Como dice el dicho, no hay crimen perfecto.

Desde un inicio se afirmó de la cercanía del grupo aprista con el gobierno Uruguayo, esto sin embargo, no fue suficiente para proteger al líder aprista. Es más varias instituciones internacionales como la ONU se pronunciaron para reafirmar la independencia de poderes en este país.

Las quejas y lloriqueos a los que nos tiene acostumbrados en líder aprista causan cada vez menos efecto. Este señor siempre ha quedado impune apelando a usar el asilo para escapar haciéndose la víctima cuando en realidad es un redomado bandido que se ha enriquecido a costa del pueblo.

Ahora la justicia debe seguir su rumbo. García hizo mucho daño al país y nunca pagó por ellos, por el contrario, se escapó a París. La justicia debe estar vigilante las 24 horas para evitar que se escape por algún lugar de nuestra extensas fronteras, ya lo hizo una vez. Lo volvamos a creer en su palabra, hará lo que sea para evadir la justicia una vez más. Debe de ser sometido a las investigaciones y ante los fiscales y jueces. Que demuestre él que es inocente como tanto lo pregona, que su soberbia le ayude a demostrar que no robó, que no tiene fortuna en el extranjero, y si no que se vaya a la cárcel, que es donde merece estar.

Este pueblo soberano le debe un agradecimiento y reconocimiento al presidente uruguayo por su personalidad, por su amplio conocimiento de las leyes latinoamericanas, por su respeto a sus homólogos, a las leyes y en especial a los niños, mujeres y a los hombres de este país libre y soberano. También porque suscribió el Acuerdo de Lima de comprometerse a luchar contra la corrupción, junto con todos los gobernantes de América.

Publicaciones Relacionadas

Agro rural: se suspende compra de papa blanca

adminahora

70 renunciaron a sus grupos políticos para participar en ERM 2018

adminahora

Municipio demuele local construido en vía pública

adminahora