5.9 C
Huánuco
24 septiembre, 2019
Actualidad Editorial

Editorial. Más atrasados que nunca

El Instituto Peruano de Economía publicó hace poco el último Índice de Competitividad Regional 2019 (Incore 2019). El informe pretende graficar la habilidad o la competitividad de las regiones para generar empleo, así como también mejorar los ingresos económicos con el fin de brindar mejor calidad de vida a sus ciudadanos.

Si bien es cierto que para algunos especialistas, el Incore no es la mejor radiografía realizada en términos de competitividad a las regiones, es, definitivamente, una de las cercanas a la realidad que tenemos, y además que el IPE ha sabido demostrar consecuencia en sus informes. Los pilares de la competitividad para este estudio son seis: gobierno e instituciones, desarrollo económico, infraestructura, educación o capital humano, salud y empresas o industrias eficientes.

Para muchos, la competitividad de una región está basada en la productividad, y esta a la vez depende de la capacidad que tienen sus empresas para innovar y mejorar. En este caso, Huánuco penosamente ha demostrado tener una tremenda incapacidad para hacer esto. Por un lado, está la incapacidad de los gobiernos para atraer y generar inversión que dé beneficio sustentable en la población. La tendencia sigue siendo la preferencia a las obras de cemento, que no solo son mal hechas sino que no generan un impacto de mayor desarrollo en las comunidades.

La calidad educativa es la base para un alto capital humano. Como ya sabemos, en nuestra región estamos aún lejos de lograr esa meta. Es necesario y urgente que se promueva en mayor medida la investigación universitaria y se atraiga talento nacional. Huánuco tiene muchos especialistas que están triunfando fuera de sus fronteras en diferentes áreas. Sabemos que muchos están dispuestos a regresar para colaborar a mejorar la educación, porque justamente aman a esta tierra.

Nuestras falencias son muchas, pero lo peor de todo parece ser que más que incapacidad para tomar decisiones acertadas por parte de nuestras autoridades, es un problema de corrupción. Eso lo demuestran las últimas gestiones regionales.

Publicaciones Relacionadas

Hildebrandt: El fujimorismo es el origen de la ruina del Congreso

editorahora

Fiscalía de la Nación decidirá suerte de fiscal de Marañón

adminahora

Instalan estand para la feria comercial

adminahora