28 C
Huánuco
23 mayo, 2019
Actualidad Editorial

EDITORIAL. Murió en cumplimiento de su deber

El inspector de Qali Warma, Juan Carlos Picón Álvarez, falleció cumpliendo su sacrificada labor de supervisar la correcta distribución de los alimentos del programa social del Gobierno en un recóndito lugar, donde no hay caminos y pocos habitantes. Por su labor tenía que adentrarse y caminar a través de la espesura de la selva de nuestro departamento donde la gente vive casi aislada, lejos de la ciudad, donde hay poco o nulo auxilio, y donde la presencia del Estado es escasa y lo que es más, sin equipos de seguridad ni la capacitación adecuada que debería tener para este tipo de situaciones y que debía ser proporcionada por la institución responsable, Qali Warma.

Algo similar sucede con los docentes, los trabajadores de salud y de otros sectores, quienes tienen que viajar a zonas alejadas de la civilización arriesgando sus vidas. Estos tienen que desplazarse muchas veces a pie por la falta de vías de comunicación, cruzando ríos caudalosos con huaros, que no son otra cosa que cables de acero tendidos de una orilla a la otra, sujetos con arneses artesanales, porque no hay puentes.

Juan Carlos Picón deja en la orfandad a tres niñas. Debemos entender que muchas veces debido a la mala gestión de los jefes responsables, quienes tal vez por desconocimiento o ignorancia, no cumplen con tomar las previsiones correspondientes. Una muestra más del daño que nos hace la corrupción enquistada en todos los sectores del Gobierno, es que estos trabajadores no cuentan con un sistema de comunicación para esas áreas tan aisladas donde no hay señal de telefonía celular ni hay centros poblados cercanos. Todo esto sumando a la falta de honradez de algunos malos directores de escuelas que no cumplen con la respectiva distribución de los alimentos para los niños.

Por otro lado, este trágico evento desnuda también la falta de compromiso del Ministerio Público y la policía que no se constituyeron al lugar para el levantamiento del cadáver. Aparentemente, el mismo alcalde del distrito no quiso ayudar, tal vez con un auxilio oportuno se habría evitado la muerte de este funcionario.

Una muerte que no debe repetirse y los trabajadores que se desplazan por esos lugares merecen todas las consideraciones, deberían ir acompañados y con equipos de seguridad y primeros auxilios para cualquier contingencia como esta. Que se investigue el caso y se encuentre al o los responsables, especialmente a quienes lo enviaron.

Publicaciones Relacionadas

Ugel Huánuco solicitó 234 profesores a Minedu

adminahora

Hoy retornan 16 directores que ingresaron por concurso

adminahora

Instalarán paneles informativos en monumentos históricos de Huánuco

adminahora