27 C
Huánuco
15 noviembre, 2019
Actualidad Editorial

Editorial. ¿Otorongo come otorongo?

El martes vimos cómo el Congreso sancionó a cuatro congresistas por, aparentemente, haber cometido graves faltas éticas. Los suspendidos fueron, Daniel Salaverry por presentar información falsa e imágenes adulteradas de representación ante el Legislativo; Moisés mamani por consignar documentación falsa en licitaciones con el Estado y haber presentado certificados de estudios falsificados de primaria y secundaria;  Yesenia Ponce por mentir sobre la dirección de su casa, y Roberto Vieira por coordinar e influenciar en el Ministerio de la Producción para eliminar una sanción a una embarcación pesquera de un familiar.

Si fuéramos ingenuos podríamos pensar que por fin los “Padres de la Patria” están tomando conciencia moral y están tratando de remover a los malos elementos, pero todos sabemos que no es así, caso contrario todos tendrían que ser expectorados.

Definitivamente, los suspendidos no son ningunos angelitos y menos víctimas, todos ellos participaron, en su momento, de diferentes actos y eventos en desmedro de este Congreso. Sin embargo, consideramos que dichas suspensiones se deben a acciones de venganza del apro-fujimorismo, por haberse sublevado y traicionado a la Señora K.

Recordemos que Salaverry se amotinó contra Keiko cuando llegó a la presidencia del Congreso, luego de que la misma Señora K lo colocara en ese puesto. Por supuesto que dicha acción, luego le valió a Salaverry para cambiar la percepción de su imagen con la población, al menos parcialmente, y aumentar su aprobación popular. Algo similar sucedió con Yesenia Ponce, quien también renunció a la bancada fujimorista y luego se agrupó con Kenji Fujimori.

No es un secreto, que la señora Keiko Fujimori, aún estando en prisión, continúa dando órdenes a sus lacayos en el Congreso, además, tiene total acceso a las redes sociales, posiblemente desde uno o más teléfonos celulares. No sería sorpresa que la orden de suspensión haya salido de allí.

Habría que entender también, si detrás de todo esto, además de venganza, haya también algún otro cálculo político por el cual hayan preferido tener a esos cuatro fuera del Congreso. Seguramente lo sabremos pronto.

Publicaciones Relacionadas

Corte Superior de Justicia alista actividades por su 82 aniversario

adminahora

Vecinos de rechazan presencia de prostíbulo

editorahora

Tira de incompetentes

editorahora