17.3 C
Huánuco
18 noviembre, 2018
Actualidad Editorial

Editorial. Permanente violencia

No podemos comprender cómo una persona puede asesinar a martillazos a su familia. El monstruo del martillo, Javier Rivera Miculicic, asesinó primero a su esposa por celos y posteriormente, para no dejar a sus tres inocentes criaturas desamparadas, decidió matarlos también a martillazos. El desquiciado sujeto intentó suicidarse después de lo sucedido pero no logró su cometido. Realmente no merece la muerte aun, primero tiene que asimilar la verdadera magnitud de sus oscuras acciones y luego vivir con eso.
Llama mucho la atención que la sociedad viva en constantes niveles de violencia. Es normal ahora presenciar en las calles a conductores de vehículos insultándose entre ellos y no mostrando ninguna empatía ni menos consideración para con cada uno, por solo mencionar un ejemplo.
Podríamos pensar que este tipo de comportamiento solo se aprecia en sectores de bajo nivel cultural y económico, pero no podríamos estar más equivocados. Hace poco, durante el juicio de la “Señora K” sus abogados estuvieron a punto de llegar a violencia para evitar su encarcelamiento, faltaron el respeto a los magistrados y a la población que por la TV, seguía el caso.
O en el Congreso, donde la Sra. Rosa Bartra, presidenta de la Comisión Lava Jato, le gritaba al presidente Daniel Salaverry, delante de sus colegas y de las cámaras de televisión, recriminándole por levantar la clasificación de reserva del informe final de la comisión que ella preside, que todos los peruanos tenemos derecho a conocer y donde gastaron más de S/3.5 millones; que como ya sabemos, no involucra en ninguna parte a Alan García Pérez y Keiko Fujimori.
Tendríamos que considerar, si este incremento de violencia es por nuestro deficiente sistema educativo, ausente en valores. A diario podemos apreciar a escolares que no muestran el menor respeto por sus mayores y ancianos. Parece haber mucho de cierto, desde que se dejaron de impartir algunas materias en la currícula educativa, como Instrucción Pre-militar, Educación Cívica, entre otras, nuestros valores cívicos y morales han decaído como sociedad.

Publicaciones Relacionadas

Reducirán régimen tributario de microempresas

adminahora

´Patineros` roban 32 paquetes de gaseosas de tráiler en marcha

adminahora

Municipio destina S/19 000 para fiesta de carnaval

adminahora