8.2 C
Huánuco
23 marzo, 2019
Actualidad Editorial

EDITORIAL. Pura identidad

No nos quepa la menor duda afirmar que vivimos la fiesta más grande en honor al Niño Dios, con mucha devoción, alegría, colorido y música que ponen las decenas de cofradías de Negritos que preparan sus trajes con bastante anticipación y salen a bailar con singular esmero, en la adoración al Niño Dios.

La danza de los Negritos es el principal atractivo que tenemos; felizmente nuestras autoridades siguen apoyando la continuidad de esta manifestación popular, comprendiendo que es una tradición que ha traspasado fronteras y que llegan visitantes de todas las latitudes a admirarla, con el consiguiente beneficio económico para todos.

Sin embargo, se nota que en algunos casos están distorsionando la danza de manera exagerada y preocupante. Para empezar, algunos corochanos que utilizan atuendos y máscaras ajenas a la tradición; Negritos que no tienen la más mínima idea de la práctica de la danza, y que solo saltan y caminan supuestamente al ritmo de las bandas; bellas damas que que no saben ni bailar nuestra cachua; caporales poco preparados al momento de demostrar la destreza característica en las mudanzas; y por último, debido a la gran demanda de bandas en todo el departamento y fuera de él por estas fiestas, se ha convocado a músicos de fuera que por el desconocimiento tergiversan las melodías. Afortunadamente, son pocos los casos pero no los debería haber. Debemos de mantener y proteger la tradición, ya que llegan miles de turistas para estas fechas para disfrutar estas fiestas y deben llevarse la mejor de las impresiones.

Este año se logró gran participación de cofradías de Negritos que en representación de sus barrios, familia, club o centro poblado, se presentaron en este magnífico festival, los días 7 y 8 del presente en la Plaza Mayor. Felicitamos a la Municipalidad de Huánuco por este esfuerzo. Familias enteras, a pesar de la lluvia, deleitaron de la su singular música de los Negritos de Huánuco.

En estos días para los huanuqueños es una fiesta, qué importa Chávarry, la pelea de los políticos en el Congreso, nos olvidamos de la corrupción, como una manera de curar la rabia e impotencia a  tanta mediocridad.

Publicaciones Relacionadas

Huánuco con escasos recursos para promover obras por impuestos

adminahora

300 alumnos aprenderán música en Monzón

adminahora

Todo listo para elecciones en 61 centros poblados

editorahora