4.6 C
Huánuco
19 octubre, 2019
Editorial

El Muru Raymi

Tenemos la dicha de vivir en esta bendita tierra, con un territorio amplio, diverso y muy rico, no solo en minerales, sino sobre todo una madre tierra que generosamente nos regala las mejores frutas y tubérculos. Fue por ello que el Ing. Díaz tuvo la brillante idea de exponer esta diversidad de sabores y colores, con el apoyo de los agricultores, la municipalidad de Kichki, para dar a conocer las riquísimas variedades de papa. Debemos felicitar a los organizadores y alentar a los campesinos a no desanimarse y seguir su trabajo de cultivar, proteger sus productos, para el deleite de nuestros paladares.
En Huancapallac, capital de distrito de Kichki, afortunadamente los agricultores siguen practicando el cultivo tradicional y albergan numerosas variedades de papas nativas. El objetivo fue, es y será, convocar la atención general, la difusión y el apoyo de las instituciones, que dicho sea de paso, este año fue escaso. Tristemente entidades como la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, poco o nada aportan a este tipo de eventos a pesar de tener una Facultad de Ciencias Agrarias, tampoco se ven logros importantes en investigación, si alguno en la agricultura. Parecería que están más dedicados a la política, ¿Acaso la izquierda que prodigan les impide?, ¿Qué socialismo pregonan?
Este festividad de la biodiversidad no solo es para el hombre del campo, ese agricultor verdadero que se quema el lomo de sol a sol, cuidando, estudiando y protegiendo lo heredado del Tawuantinsuyo. Nuestro Perú es el país oriundo de la papa, la oca, del olluco, del maíz, entre otros productos. Debemos defender y proteger lo nuestro desde donde se trabaje, se estudie, o se viva… no esperemos que venga algún país vecino a proclamar luego lo nuestro.
Por otro lado, existe el otro sector agrario donde el uso indiscriminado de insumos químicos es alarmante, y lo peor del caso es que no hay control alguno por parte de los entes responsables. A esto se suma la falta de asesoramiento y ayuda del sector respectivo a esta actividad. No es casualidad entonces que Huánuco lidera las cifras de personas con cáncer al estómago.

Publicaciones Relacionadas

EDITORIAL. El voto de desconfianza

editorahora

No más barras bravas

adminahora

Editorial. Obras de agua que no concluyen

editorahora