10.3 C
Huánuco
22 noviembre, 2019
Actualidad Opinión

ENTREVISTA A NOAM CHOMSKY

Escribe: Ronald Mondragón Linares

“Era previsible tras 40 años de asalto neoliberal”. Así de rotunda y categórica es la opinión de Noam Chomsky, en torno a los últimos sucesos de violencia popular en Chile, que han puesto en jaque al gobierno de turno, pero que, además, han puesto sobre alerta a los otros gobiernos del mismo signo económico e ideológico: el modelo del neoliberalismo, concepto que trataremos en forma específica y con mayor amplitud en otra entrega, en este mismo espacio.

Comparto parte de una entrevista que concedió hace unos días el gran pensador norteamericano al medio digital chileno El Mostrador, uno de los diarios virtuales más influyentes del país sureño. Noam Chomsky, lingüista, filósofo y politólogo reflexiona sobre la coyuntura mundial y especialmente sobre la actual crisis en Chile.

EM- ¿Le sorprende lo que está pasando en Chile?

CH- No me sorprende para nada lo que ocurre en Chile. Estas son las consecuencias que eran perfectamente previsibles tras el asalto neoliberal a la población en los últimos 40 años, verificadas constantemente en todo el mundo. En los Estados Unidos, por ejemplo, el 0.1 por ciento de la población ahora posee más del 20 por ciento de la riqueza, la mitad de la población tiene un patrimonio neto negativo, los salarios reales son casi los mismos que hace 40 años, por primera vez en un siglo la mortalidad está aumentando, principalmente entre los blancos en edad laboral y un largo etcétera.

EM- El sistema económico chileno se presentó como una fórmula exitosa en América Latina. ¿Qué tan ilusorio era?

CH- La dictadura de Pinochet proporcionó condiciones experimentales perfectas para la aplicación de los principios neoliberales guiados por las principales figuras de la doctrina. Fue un fracaso total. Para 1982, la economía colapsó. El Estado tuvo que intervenir radicalmente. Los economistas internacionales bromearon diciendo que era “el camino de Chicago hacia el socialismo”. Sin embargo, los efectos perniciosos permanecieron y continuaron.

EM- Pero en el caso chileno, a pesar de seguir las recetas de Friedmann, no se privatizó Codelco.

CH- Los expertos de Chicago fueron lo suficientemente inteligentes como para apartarse del dogma en el caso de Codelco, una productora de cobre estatal altamente eficiente y una fuente importante, si no la principal, de ingresos para el Estado.

EM- Ese es el único caso en Chile. ¿Cómo describe ese dogma?

CH- Margareth Thatcher expresó bien al dogma neoliberal: no hay sociedad, solo individuos, solos para enfrentar las devastadoras fuerzas del mercado. La solidaridad es un crimen. Es por eso que, desde la década de 1920, las principales figuras del neoliberalismo, Von Mises, Hayek y otros, han acogido con satisfacción la violencia estatal a gran escala para destruir los sindicatos y otras interferencias similares a la “buena economía”. Pinochet es un ejemplo clarísimo de esto.

EM- El neoliberalismo supone que el derecho a la propiedad es superior al derecho a la vida, ¿pero de dónde viene la ira que estalló en Chile?

CH- Como he comentado, el neoliberalismo fue fundado por Von Mises y otros en Viena, en la década de 1920. Es una versión particularmente salvaje del capitalismo. Ganó poder con Reagan y Thatcher, con efectos devastadores en gran parte del mundo. Esa es la razón básica de la ira, el resentimiento y el desprecio por las instituciones políticas que están barriendo gran parte del mundo, creando oportunidades para los demagogos de ultraderecha como Trump, Bolsonaro, Orban, Salvini y otros que buscan desviar la ira justificada hacia chivos expiatorios, como inmigrantes, negros, musulmanes, etcétera. Una táctica milenaria, con graves consecuencias.

 

Publicaciones Relacionadas

Efectivos PNP entregaron regalos a niños trabajadores de la calle

editorahora

Arlequín Teatro y su nueva generación

editorahora

Puerto Inca promoverá “October Big Day”

editorahora