La representante de la empresa “Inversiones Quillarumi S.R.L.” Luz Clariza Campos Jara (42) fue recluida en el penal de Potracancha, al dictar en su contra 18 meses de prisión preventiva el juez Elmer Contreras Campos, acusada por el delito de colusión agravada en agravio de la municipalidad de Huánuco. El juez Elmer Contreras Campos del Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco, declaró fundado el pedido de prisión preventiva, luego que la fiscal en la audiencia alegó, que la empresa, representada por Campos Jara, habría presentado un estudio a nivel perfil del proyecto de “Rehabilitación y mejoramiento del camino vecinal: Chullay-Ururupa– Chinchán–Huayra-Illonga– Chacarragra-Lantago, del distrito de Yarumayo, Huánuco”, plagiado solo con algunos cambios, por el que cobró S/92 058.88.

Mientras que el perfil original habría sido elaborado por el ingeniero Alfredo Ramírez por encargo del Instituto Vial Provincial de la Municipalidad de Huánuco y por el cual le pagaron solo S/9000 en el año 2009. Asimismo, se supo que en el proceso de selección se presentaron dos empresas: Quillarumi, representada por Luz Clariza Campos Jara y Jesús Córdova Gutarra, pero éste dijo a la fiscalía, que nunca se presentó al proceso, y los documentos presentados y firmados a su nombre serían falsos y sus datos podrían haber sido brindados por Luz Clariza, quien es su cuñada. Además para la elaboración del perfil del proyecto, entre otras irregularidades habrían contratado profesionales que no cumplían con los requisitos que exige la ley.

La fiscal alegó también que la empresaria es investigada por lavado de activos y negociación incompatible en otras fiscalías. EXFUNCIONARIOS LIBERADOS Por otro lado, los gerentes Godofredo Domínguez Meza (47) y Octavio Gonzales Valdiviezo (47), quedaron en libertad pero el juez dispuso orden de comparecencia restringida a solicitud de la fiscal. Se supo que la variación de la medida de prisión preventiva a comparecencia restringida, habría sido solicitada porque los acusados no habrían sido notificados debidamente. Además no habrían encontrado indicios razonables que les incriminen en el delito. “Mi firma fue falsificada y lo demostraré más adelante, dijo uno de los acusados tras ser liberados.

Comentarios de Facebook