28 C
Huánuco
23 mayo, 2019
  • Home
  • Portada
  • “Es inconcebible que universidades no tengan escuela de arqueología”
Portada

“Es inconcebible que universidades no tengan escuela de arqueología”

Daniel Morales Chocano, arqueólogo huanuqueño

Arqueólogo huanuqueño, de los más prestigiosos investigadores y profesores de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Dedicado al estudio de la arqueología amazónica en los Andes centrales desde hace 20 años. Es una autoridad en el tema.  Muchos de sus trabajos han seguido la línea investigativa del Dr. Julio C. Tello.

La cita para la entrevista es la zona arqueológica de Shillacoto, en la que el maestro es asesor científico, sentados bajo la sombra de un molle, con un aire fresco, en medio de las excavaciones iniciamos esta entrevista que aquí les compartimos.

Su vida transcurrió apaciblemente en esta su ciudad natal, en la que estudió la primaria y secundaria en el colegio Leoncio Prado, para después trasladarse a Lima y continuar estudios universitarios de arqueología.

Con cierta nostalgia, recuerda cómo inicia su interés por la arqueología:

Mi vida en la arqueología empieza en el colegio Leoncio Prado donde tuve maestros ilustres como don Juan Ponce Vidal de historia; un día nos llevó a Kotosh cuando los japoneses realizaban excavaciones, fue un gran impacto en mi vida. Me impresionó el trabajo tan minucioso, detallado y el registro que llevaban los japoneses en la excavación. Eso fue el inicio, ya en Lima tuve profesores muy buenos en historia que fortalecieron esa vocación que tenía por la arqueología.

¿Por qué realizar investigaciones en la amazonia?

Porque veo que esa parte del Perú ha sido totalmente abandonada por los arqueólogos, esa zona tiene las raíces de las sociedades prehispánicas de toda Sudamérica, ya el Dr. Julio C. Tello había dicho que el origen de Chavín es amazónico, por lo tanto, yo me sentí uno de sus seguidores y empecé a investigar. Lo fundamental es que hay elementos amazónicos que se están reflejando en Shillacoto, en Kotosh y en otros sitios.

¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Pablo Macera?

Pablo Macera es un intelectual muy importante en el Perú, un icono. Él tenía un gran amor por el patrimonio arqueológico. En el campo de la historia después de Basadre, es uno de los ejemplos a seguir, he sido formado por él, me siento un discípulo de Pablo Macera por la forma como investigaba la historia del Perú.

Hablemos sobre sus investigaciones en Guatemala y México

En ellas trabajamos con el Dr. Federico Kauffman Doig siguiendo estas líneas culturales que se reflejan desde Mesoamérica, Centroamérica y los Andes centrales. Hay una serie de elementos que el Dr. Kauffman ha estudiado y qué mejor que saber mediante las investigaciones del doctor Donald Lathrap, que trabajó en el Ucayali central, quien piensa que los orígenes de la civilización están en la Amazonía, llegan a los Andes centrales y siguen hacia Mesoamérica.

Para él, la cultura Olmeca-México, la cultura San Agustín-Colombia y Chavín-Perú tienen el mismo origen amazónico. Creo que esas ideas no han sido consideradas por los arqueólogos andinistas y se han quedado anquilosado a nivel teórico.

¿Cuál ha sido el trabajo más gratificante para usted?

Primero, los trabajos al lado del Dr. Ramiro Matos en Junín, las punas de Junín son el primer aspecto que ha marcado mi trayectoria intelectual, luego es Paco Pampa donde empiezo a cuestionar una serie de teorías, incluso metodologías de excavación y cuyo resultado es que yo paso a la Amazonía, ese sería el tercer aspecto que ha marcado mi vida de arqueólogo.

Háblenos sobre su experiencia como docente, ¿Cómo ve a las futuras generaciones de arqueólogos?

Mi carrera como docentes es importante, porque hemos formado a casi todos los arqueólogos que existen en el Perú. Cuando llego a ser director de la Escuela de Arqueología era un problema, había solamente 7 arqueólogos a nivel nacional y eran nuestros maestros, incluso jubilados. Entonces sentí la necesidad de realizar la gestión en la dirección. Desde ahí empiezan a salir varios contingentes de arqueólogos profesionales, los posteriores directores han hecho lo mismo y ahora tenemos ya un contingente de arqueólogos.

En Huánuco tenemos una situación casi crítica en cuanto a arqueología ¿Qué opinión le merece?

Siempre he dicho que Huánuco es un emporio en cuanto a patrimonio cultural, quizá mucho más importante que Cuzco. Desde el hombre de Lauricocha hasta las épocas tardías o inca. Hay una cantidad enorme de patrimonio cultural que es inconcebible que las universidades que existen no tengan una escuela de arqueología. Es urgente y necesario una escuela de arqueología en la Unheval que es la universidad emblemática.

¿Qué es lo que le queda de su trayectoria y qué hay en proyecciones?

Me queda muchas cosas por investigar, me he concentrado en tres aspectos y ahí he volcado todo mi conocimiento, en el futuro la arqueología tiene mucho por conocer para entender ese llamado origen de la civilización en los Andes centrales. Es momento de ir replanteando todo lo que se está manejando a nivel teórico con hipótesis a nivel científico para revaluar y replantear todos los aspectos sobre lo que sería las primeras sociedades en Sudamérica.

Para terminar con la entrevista agradece al equipo de arqueólogos que desde hace un mes trabajan con mucho esfuerzo en Shillacoto, pero también hace un llamado a las autoridades y medios de comunicación para que se difunda, se conozca y no haya tanta ignorancia de parte de la población en cuanto a su patrimonio cultural.

“De corazón, invoco a todos lo huanuqueños que empiecen a tener algunas ideas sobre su patrimonio cultural del pasado, Huánuco no solamente es muy importante a nivel prehispánico, tenemos una trayectoria hispánica que no debemos olvidar, el arraigo colonial en la zona de Huánuco es sumamente importante, porque Huánuco es una de las primeras ciudades que fue fundada por los españoles. Si los huanuqueños tomáramos conciencia de eso, creo que seriamos otra sociedad a nivel cultural”, dice mientras fija su mirada en el horizonte, allá en el cerro San Cristóbal testigo de nuestra historia.

Publicaciones Relacionadas

Restablecen tránsito restringido en carretera Huánuco-Tingo María

editorahora

uzgado Supremo rechaza solicitud para evitar regreso de Fujimori a prisión

editorahora

Cuatro iglesias de Huánuco en grave riesgo por daños

editorahora