Con una profusa hemorragia en la cara terminó el taxista Dennis Solórzano Rojas (20) tras ser atacado por ocho sujetos. El salvaje hecho ocurrió el domingo por la noche en la carretera del poblado de Huancabamba en el distrito de Margos. El agraviado contó que luego de participar en la fiesta de serenata por el aniversario del indicado distrito, fue interceptado por los sujetos que sin mediar palabra lo agarraron a botellazos y lo golpearon con piedras en todo el cuerpo.

“Me dejaron casi inconsciente, después de varios minutos reaccioné y abordé mi Tico y me dirigí al centro de salud pero nadie me atendió, parece que las enfermeras ya estaban durmiendo”, declaró el joven taxista. Solórzano Rojas dijo que al no tener atención en Margos, acompañado de un familiar manejó su vehículo hasta el hospital de contingencia Hermilio Valdizán donde le suturaron las heridas y lo curaron. Los hampones le fracturaron el tabique nasal y le profirieron varias heridas cortantes con filudos vidrios, en la cabeza, en ambas orejas, en el pómulo y otras partes del cuerpo. “Derramé mucha sangre durante varias horas, sentía desvanecerme y mientras venía a Huánuco por momentos perdía el control de mi carro y por poco no me voy al abismo”, declaró el agraviado, quien llegó a la comisaría de Huánuco para sentar la denuncia.

Comentarios de Facebook