Este martes, cientos de campesinos de Utao y Tambogan, en Churubamba, celebrarán la ancestral fiesta de los Carnavales Tinkuy o guerra de las naranjas, que recuerda cómo los campesinos huanuqueños se rebelaron contra el dominio español el 22 de febrero de 1812 en el puente Huayopampa.
La fiesta del martes inicia con la visita de las autoridades al ritmo de tinya, con arpa, violines y cascabeles y cánticos de las mujeres que interpretan chimayches y harawis. Durante la mañana los campesinos se alistan ensartando en hilos sus naranjas, duraznos, tomates, papayitas y tunas que usarán como proyectiles.
Después del Shuntanakuy (bendición de la iglesia) comienza el Tinkuy: las mujeres representan a los peruanos y los varones a los españoles. En pelotones se enfrentan en la plaza del pueblo lanzándose frutas. Tras la guerra viene el Cartanakuy donde ambos bandos negocian la liberación de los presos de guerra. Una celebración llena de alegría y color digna de presenciar.
La Dirección de Turismo y el Municipio de Churubamba invitaron a celebrar esta fiesta tradicional.

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here