11.7 C
Huánuco
13 diciembre, 2018
  • Home
  • Actualidad
  • Gumersindo Atencia Ramírez y su visión de la música huanuqueña
Actualidad Cultural

Gumersindo Atencia Ramírez y su visión de la música huanuqueña

Guitarrista huanuqueño, nació en la hacienda Taullin un 24 de junio de 1931. Compositor de 15 himnos a nivel nacional además de varios temas huanuqueños. En Lima ingresó al Conservatorio Nacional de Música, 20 años después volvió a su tierra en 1970 a dictar, por primera vez, la especialidad de guitarra clásica en la escuela de música Daniel Alomía Robles hasta 1999.

El maestro nos concedió una interesante entrevista:

Hablemos sobre el día de la canción huanuqueña que se celebra hoy 30 de noviembre.

Si alguien conoce a Andrés Fernández Garrido soy yo, lo conozco desde el año 1949 cuando formamos el Centro Musical Enrique L. Vega. Sé de los valores que tenía y de su gran calidad. Si, ha compuesto canciones muy bonitas, pero si quieren elogiarlo y darle palmas sería por lo que ha hecho en la compañía de bomberos, porque desde el primer ladrillo él lo ha edificado, allí su mérito es más grande, también por ser un pionero de la radio en Huánuco. Pero poner el día de la canción huanuqueña por su natalicio creo que es una exageración. La idea primigenia del día de la canción huanuqueña era que forme parte de las celebraciones del aniversario de Huánuco.

Comentenos sobre la música tradicional huanuqueña

Después de tanto analizar, creo que en sus orígenes ha sido muy pobre. Hablamos de la época de 1940 en adelante. Conocíamos algunos temas que grabamos años después con algunas mejoras como: “en el colegio Leoncio Prado”, “Ángel hermoso” de una exquisita composición, tanto melódica como literal, “Cuando salí de mi tierra”, tema que conocí con el nombre de “La despedida”. Haciendo un análisis técnico en calidad musical yo creo que reúne muchas cualidades que exigen los grandes compositores. En el caso de “Huanuqueñita pretenciosa” se sabe que el compositor fue cusqueño, pero ya tenía arraigo en Huánuco.

¿Cuáles son los géneros musicales que se han producido en Huánuco?

Toda las expresiones propias del ande han venido del campesino hacia la ciudad. Así vino por ejemplo el harawi, compuesto de 3 o 2 notas, pero es muy interesante, pues lo cantaban las mujeres con una voz muy alta y tenía varios motivos. Sostuve que del harawi había surgido el yaraví y el maestro Holzman me dijo que podía ser cierto, porque la yuxtaposición de harawis sí llegan a hacer una melodía como si fuese el yaraví.

Luego vino la muliza; lenta, ceremoniosa, de una letra muy alturada, mientras que el pasacalle es una música alegre sí, pero sin mayor construcción del mensaje. Era de un ritmo rápido como para poder dar la vuelta un arbolito o para ir por las calles en comparsas.

La cashua es una forma ágil de la música, sirve para zapatear, el estribillo de un huayno es la cashua alegre, picaresca. En ella solo hay una primacía del ritmo, solo sirve para bailar frenéticamente. Después viene el huayno mismo, con un equilibrio entre el ritmo y la melodía, balanceada, es más alturada y el ritmo no es tan intenso, si no propio para llevar bien el mensaje de una melodía; también tenemos el chimayche, que es la expresión más linda que tiene Huánuco, en él hay un equilibrio entre la música, el mensaje y el ritmo alturadamente, por eso gusta y tiene gran calidad. Y el vals que viene de Francia, primero se afinca en Argentina, pero en el Perú adquiere una gran personalidad y popularidad, sobre todo en Lima con grandes compositores como Felipe Pinglo, Chabuca Granda y Augusto Polo Campos, vino a Huánuco en el siglo XIX.  Es muy conocido en el vals “Pillco Mozo” de Isaac Villanueva.

Qué características tiene la música huanuqueña

Siempre he hecho la siguiente comparación: si yo le doy un párrafo de 100 letras a una persona de Huancayo, Pucallpa, Lima o a un estadounidense, tú vas a oírlos sin verlos y cada quien lo leerá diferente. Eso es lo que te puedo decir de la música. Pero que tenga rasgos claros o describir una característica exacta, sería engañarte.  Mejor es darle al sentimiento que evalúe. Los modelos rítmicos y melódicos que se dan para toda composición, son casi los mismos, se diferencian por las formas de usarlos, toda composición tiene que tener notas cortas y largas.

No todos los músicos concuerdan que la música huanuqueña no tendría un estilo propio, ¿Existe música tradicional huanuqueña?

Por supuesto, las que hemos hecho nosotros. En la música netamente huanuqueña, se usaba la pentafonía, cinco sonidos nada más. En los temas “Ángel hermoso” y “Cuando salí de mi tierra”, que son chimayches, ya no se usa la pentafonía. Es la escala menor melódica que utiliza cualquier cultura del mundo, con esa escala hay más amplitud para variar, por ello nosotros hemos variado y mejorado la composición. En los temas escritos de 1970 en adelante ya no existe la pentafonía.

En conclusión, nosotros usamos la heptafonía, las escalas menores o mayores también, pero en mayor frecuencia la escala menor melódica, en tonalidades diferentes. Lo que tendríamos que defender es que se mantenga ese estilo, pero sin acercarse a ningún otro.

¿Cómo nace el Centro Musical Enrique L. Vega.?

Varios jóvenes vivíamos en el barrio Beaterio. Cada barrio de Huánuco tenía su personalidad, cada barrio elaboraba una muliza para un concurso del año que se realizaba en el Cine Central o muchas veces en la plaza del mercado antiguo y había una muliza ganadora, pero por cada año por lo menos 5 o 6 mulizas enriquecían nuestro acervo musical. Todo eso ha desaparecido ahora.

En el barrio nos juntamos para coordinar estas actividades, fue ahí donde Andrés Fernández Garrido propuso que conformáramos un centro o agrupación del barrio que haga estudios sobre la cultura huanuqueña, fue magnífica la idea, por supuesto compartida entre Nicolás Vizcaya y Jesús Pedraza, ahí fundamos el Centro Musical Enrique L. Vega en 1949. Contábamos con buenos maestros como Ciro Sarmiento, José C. Ávila, Joaquín Chávez, todos hacíamos el centro musical.

Hasta mediados de 1960 tuvo presencia cultural, sencillamente era un orgullo para Huánuco. Cuando volví de Lima con el grupo hicimos el nuevo Centro Musical Enrique L. Vega. Después, empezó su decadencia y entonces le cambiamos el nombre a “Melodía Huanuqueña”, exclusivamente para la composición y difusión de música huanuqueña.

“Melodía Huanuqueña” ha producido el 90 % de las composiciones que hoy existen en Huánuco. Son numerosas y están archivadas pero no se puede activar por el costo y porque al pueblo no le gusta. Actualmente, deben haber 500 piezas huanuqueñas que necesitan ser grabadas y analizadas.

¿Cuál es la visión de nuestra música huanuqueña?

En Huánuco hay muchos músicos y de gran calidad, pero qué pueden hacer si no hay un pueblo que los respalde, si no hay una persona que aprecie lo que está haciendo el músico. Para qué la oferta si no hay demanda. Mientras el huanuqueño no aprecie, ni la valore, su música, nuestra música va ir perdiéndose cada vez más.

En la tranquilidad de su hogar, con mucha alegría, concluimos esta entrevista.

Publicaciones Relacionadas

COAR: 1058 estudiantes compiten por 100 vacantes

adminahora

Suspenden las clases una semana en provincia de Marañón

adminahora

Denuncian ante la Fiscalía a alcaldesa de Luyando

adminahora