Los actos de celebración del 38° aniversario del Instituto Nacional Penitenciario, fueron la ocasión para que Oscar Eduardo Castillo Calderón, director regional del oriente, con sede en Huánuco, informe de la situación del establecimiento penal de Potracancha, cuya población es de 3200 internos, superando su capacidad máxima de 750 para la que fue construido, lo que implica una serie de limitaciones de infraestructura para albergar a tantos internos por el hacinamiento, que es general en el Perú.
Explicó que cada interno que ingresa implica un nuevo desafío para ser ubicado de la manera más adecuada posible en un espacio, además de darle alimentación y otros servicios.
Expresó su preocupación por el 70 % de internos cuyas edades fluctúan entre 19 y 32 años, la mayoría de los cuales son considerados reos primarios, a quienes se trata de dar educación técnica, como se hace en convenio con los centros de educación básica alternativa (CEBA) y centros de educación técnico productivo (Cetpro), que se encargan de capacitarlos.
Ante el grave hacinamiento por la política de detención preventiva a cargo del Poder Judicial, ha llevado a nivel nacional a tener presos a 1200 personas que nunca debieron ingresar; planteó que los jueces no deberían dejarse llevar por la presión mediática para ordenar detenciones preventivas en algunos casos.

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here