Todo parece indicar que quedará en nada la investigación a los fiscales superiores que fueron grabados supuestamente presionando a fiscales provinciales para direccionar su investigación en torno a las denuncias contra el exrector de la Unheval y hoy congresista Guillermo Bocangel. En marzo de 2016 se reveló un audio grabado en secreto de una reunión entre fiscales superiores y provinciales sobre las investigaciones que los últimos realizaban en la Unheval por denuncias contra Bocangel por no entregar el rectorado en enero como disponía la Ley Universitaria. La reunión fue convocada por el fiscal Rodolfo Vega con participación de los superiores Roberto Castillo, Jeremías Rojas, Ana María Chávez.

Entre otros fiscales provinciales asistió el fiscal Fernando Astete que entonces investigaba a Bocangel por usurpación de funciones. En la grabación Astete afirma que recibió presiones de fiscales superiores pero no se dejó influenciar. A un año y medio de revelado el audio la Fiscalía Suprema de Control Interno no concluye la investigación a los fiscales superiores porque Astete no se presenta a declarar. Mientras que el fiscal no da detalles de la supuesta presión el caso podría quedar en nada porque no hay pruebas de la supuesta injerencia en la investigación. La Fiscalía Suprema no encontró ninguna infracción administrativa en la grabación de la reunión entre fiscales superiores y provinciales.

Si Astete no confirma la presión y no revela detalles de quienes lo presionaron y sobre qué caso no habrá pruebas para declarar fundada la denuncia e iniciar acciones legales contra los fiscales superiores responsables. El fiscal supremo Víctor Rodríguez Monteza señaló que Astete no se presenta a declarar porque argumenta que no puede dejar de atender las audiencias de sus casos en Huánuco. “Esta es la quinta citación pero no va a declarar”, dijo. Para tomar su versión la Fiscalía Suprema dispuso que la Comisión de Investigación Preliminar de la ODCI Huánuco le tome la declaración. El jefe de la ODCI, Roberto Castillo, no puede intervenir porque también es investigado por participar en la reunión. Rodríguez señaló que es determinante la declaración de Astete que debe revelar quién lo presionó, en qué caso y cómo. Dijo que la grabación no es contundente. “En el audio dice que lo presionan, pero no es contundente. No hay un hecho concreto”, dijo. Admitió que el audio insinúa una presión “muy relativa” que no es suficiente. “No hay un hecho concreto que haya tendencia de favorecer a alguien”, dijo. “Queremos algo más concreto pero el fiscal no declara”, agregó. La Fiscalía Suprema debe encontrar un “elemento objetivo” para admitir la denuncia e iniciar acciones penales contra los fiscales responsables. Si no hay evidencia real el caso será rechazado. “Administrativamente no hay infracción que califique como tal. Una reunión de fiscales para fijar criterios no se puede enmarcar en alguna infracción”, señaló. Rodríguez dijo que la reunión debió ser pública y no secreta lo que generó suspicacias. El fiscal supremo garantizó que resolverán el caso en breve. “No podemos esperar tanto tiempo la opinión pública, el Ministerio Público y los fiscales merecen una respuesta”, dijo.

Comentarios de Facebook