20.7 C
Huánuco
12 diciembre, 2018
Opinión

La necesidad de avanzar en desarrollo humano

Por: DENESY PALACIOS JIMÉNEZ
El Boletín de la Exclusión al Reconocimiento del Instituto Bartolomé de Las Casas, nos indica que el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, dio a conocer su informe anual so¬bre el estado del desarrollo humano en el mundo. Nos recuerda que: “El enfoque de desa¬rrollo humano cambió el discurso del desarrollo, que pasó de perseguir la opulencia material a mejorar el bienestar humano, de maximizar los ingresos a au¬mentar las capacidades, de optimizar el crecimiento a ampliar las libertades. Se centraba en la riqueza de la vida humana y no solo en la riqueza de las econo¬mías, y, al hacerlo, cambió la perspectiva desde la que se analizaban los resultados de desarrollo”
Asimismo, destaca particularmente que si bien hubo un importante aumento de la población (pasó de 5 300 millones en 1990 a 7 300 millones en 2015) más de 1000 millones salieron de la pobreza extrema, 2100 millones obtuvieron acceso a saneamiento mejorado y más de 2600 millones tuvieron acceso a una fuente mejorada de agua potable.
Por otro lado, la tasa de mor¬talidad infantil de niños menores de 5 años, se redu¬jo de 91 a 43 por cada 1000 nacidos vivos. Disminuyó la incidencia de enfermedades como el VIH-SIDA, la malaria y la tuberculosis. En cuanto al avance en la perspectiva de género, las mujeres lograron aumentar su presencia en los parlamentos, ocupando hasta el 23 % de escaños en 2016.
El mundo se enfrenta a numerosos y complejos problemas que inciden en el desarrollo humano: privaciones (como la escasez de agua, acceso a alimentos, etc.), desigualdades (como las de género, mencionando el caso de las 15 millones de niñas que se casan anualmente), extremismo vio¬lento y diversos y frecuentes fenómenos naturales que se convierten en desastres.
El PNUD nos recuerda que una de cada nue¬ve personas en el mundo padece hambre y una de cada tres, malnutrición. También que la contamina¬ción atmosférica mata a 18 000 personas diariamen¬te, y que el VIH-SIDA infecta a 2 mi¬llones de personas al año.
La migración forzosa, 24 personas por minuto se ven desplazadas forzosamente de sus hogares. Para el PNUD “Estas carencias básicas son comunes entre diversos grupos: Las mujeres y las niñas, las minorías étnicas, los pueblos indígenas, las personas con discapacidad y los migrantes.
En todas las regiones las mujeres registran, en promedio, un Índice de Desarrollo Huma¬no (IDH) más bajo que los hombres, debido a que “Las normas sociales de muchos países reducen las posibilidades y oportunidades de las mujeres y las niñas, que se encargan normalmente de más de tres cuartas partes de los cuidados domésticos no remune¬rados…”.
Por eso nos recuerda la importancia de la in¬versión en las niñas y las mujeres para lograr avances considerables en desarrollo humano. Si ellas completasen la educación secundaria, ten¬dría un gran impacto en la reducción de la tasa de mortalidad de menores de 5 años, que se reduciría a la mitad. También consideran importante facilitar el acceso de las mujeres a los estudios superiores, sobre todo en los sectores donde se ubicará la demanda fu¬tura de trabajo: ciencias, tecnología, ingeniería y ma¬temáticas.
Se plantea una adecuada inserción de la mujer en el espacio laboral y que existan modalidades de trabajo flexibles, y disminuir la carga familiar, ampliando sus posibilidades y oportunidades.
Finalmente, queremos saludar y felicitar a la congresista Karina Beteta, por la preocupación constante por la educación, la cultura y el arte del pueblo huanuqueño al presentar el proyecto de ley del terreno que debe destinarse al Complejo Cultural de Huánuco.

Publicaciones Relacionadas

¿ANIVERSARIO FOLKLÓRICO? y otras noticias leídas y oídas

adminahora

EL PUEBLO NO SE RINDE. La voz de la mujer.

editorahora

Idiotez colectiva

adminahora