fbpx
14.7 C
Huánuco
7 junio, 2020
Actualidad Opinión

LOS “NINIS” Y LA SEGURIDAD CIUDADANA

 Period. Wilberth Vilca Laura 

Una reciente información en un medio de comunicación nacional (El Comercio, 21-Ago-2019) informa que en nuestro país que el “fenómeno de los jóvenes que ‘ni estudian, ni trabajan’ (NINIS) alcanza a la cifra de 1 365 000 personas (2018) entre los 15 y 29 años”; del total, un 78 % está totalmente desocupado y sin deseos de trabajar. En el caso de las mujeres es más grave, pues son madres solteras que se abocan a tareas domésticas y en general sus tiempos de ocio pueden derivar en pandillaje.

Se denomina “NINIS” a la población joven comprendida entre 15 a 29 años de edad, que “Ni estudian, Ni trabajan”. Al respecto, un reciente informe del Banco Mundial (2016) destaca que en América Latina alcanza nada menos que a un promedio de 20 millones de jóvenes latinos, uno de cada cinco personas en ese rango de edad, entre sus principales características tenemos: el 60 % proviene de hogares pobres o vulnerables; las mujeres, jóvenes con carga familiar conforman 2/3 de los “NINIS” producto del matrimonio precoz y el embarazo adolescente; son producto de la deserción escolar y el trabajo informal por falta de formación laboral. Un segmento poblacional en situación crítica y susceptible de agravar su situación personal y familiar. Si bien en el Perú, el porcentaje de “NINIS” es relativamente bajo, alcanza a un 11 %, en cifras globales, 1 030 000 jóvenes “NINIS”, mientras en Centroamérica, como Honduras y el Salvador supera el 25 %, pero en términos absolutos la mayor cantidad reside en los países de Brasil, Colombia y México.

Cuáles son las consecuencias de los “NINIS”. Pues evidentemente tienen una baja productividad, sus ingresos son bajos y su proyección en el tiempo genera mayor vulnerabilidad e incrementa las desigualdades, otro dato significativo es que el fenómeno de los “NINIS” incrementa la inseguridad, mayor delincuencia, adicciones y desintegración social. Así, dicho estudio revela que en México entre los años 2008 y 2013, cuando se triplicó la tasa de homicidios, también se incrementó la población de “NINIS”. Por tanto, si las “barbas de tu vecino ves cortar, pon las tuyas a remojar”, en nuestro país se incrementa un espiral de inseguridad a nivel nacional y las políticas públicas al respecto deben ser particularmente preventivas, en ese entender las autoridades de los diversos niveles de gobierno y los recientemente elegidos, deben poner especial atención en la población de “NINIS”, y desde, ya diseñar en primer lugar un plan para impedir el abandono escolar, identificar jóvenes en situación de riesgo y promover intervenciones socio-emocionales y tutoriales; el otro aspecto corresponde a mejorar su empleabilidad, programas de capacitación laboral y promoción del emprendimiento, conjuntamente con programas de empleo temporal.

El informe que referimos también destaca que los “NINIS” a nivel de nuestras regiones brindan el siguiente panorama: la región del país con mayor porcentaje de ‘NINIS’ (entre el grupo de jóvenes) es Callao, con un 25,1 %. Le siguen, Lambayeque (23,1 %), Tumbes (22,3 %), Tacna (21,3 %), Arequipa (21,1 %) y Lima (20,8 %). Entre Lima y Callao suman el 42,3 % del total. Felizmente, el Cusco no destaca en la presencia de “Ninis”, pero es menester asumir políticas activas y promocionales a favor de nuestra juventud y prever sus consecuencias. Los jóvenes en nuestro país constituyen alrededor de un tercio de la población, y deben ser motivo de promoción y preocupación de los gobiernos locales y regionales, en particular son muy pocos los que realmente impulsan programas juveniles. Es necesario impulsar su participación social y política, en organismos de concertación, como los consejos juveniles, el voluntariado y la proyección social, y su participación progresiva en responsabilidades de los gobiernos sub-nacionales. Los jóvenes son el presente y el futuro, los “NINIS”, un desafío que puede ser comprendido y promovido como aliados del desarrollo sostenible que anhelamos, la seguridad ciudadana es responsabilidad de todos.

Publicaciones Relacionadas

Extraños cambios en Fiscalía

adminahora

Unesco declara a las cooperativas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

adminahora

LUGARES TURÍSTICOS DE HUÁNUCO EN RIESGO

editorahora