Maritza Garrido Lecca abandonó anoche el penal Ancón II, tras cumplir una condena de 25 años de prisión por esconder a Abimael Guzmán y la cúpula de Sendero Luminoso en una vivienda de Surquillo. Garrido Lecca dejó el referido penal a las 21:00 horas, en un vehículo particular, ante el interés de la prensa que esperó su excarcelación durante el día. No formuló declaraciones. Se esperaba que llegue al domicilio de su madre en Miraflores, hecho que motivó reacciones contrarias de algunos vecinos del edificio y preocupación del alcalde de ese distrito, Jorge Muñoz, quien señaló que ha coordinado con el Ministerio del Interior para que la Policía se mantenga alerta ante cualquier alteración del orden público.

Maritza Garrido Lecca, de 52 años, fue arrestada un 12 de setiembre de 1992 en una vivienda que alquiló a 600 dólares mensuales en la urbanización Los Sauces, en Surquillo, donde se escondía al cabecilla de Sendero Luminoso, Abimael Guzmán. En la casa, que fungía ser una academia de baile, también se escondía parte de la cúpula de Sendero Luminoso, como las terroristas Elena Iparraguirre, la número dos de esta organización, así como María Pantoja y Laura Zambrano. Garrido Lecca no ha expresado arrepentimiento por sus actos y tampoco ha pagado la reparación civil de 60 mil soles impuesta por el Poder Judicial en la condena por terrorismo.

Comentarios de Facebook