Mil invasores fueron desalojados del fundo San Roque

Mil invasores fueron desalojados del fundo San Roque

Cerca de mil invasores entre varones, mujeres y niños, fueron desalojados de los terrenos del fundo San Roque en cumplimiento de lo determinado por el juez. Ayer a partir de las 6:20 de la mañana, 480 efectivos policiales participaron del desalojo de los invasores que querían adueñarse de los terrenos destinados para la construcción de un moderno hospital de EsSalud.
Previa advertencia y con la presencia de un juez, un fiscal y el general jefe de la Macrorregión Policial Huánuco, Jorge Lam, se procedió a la desocupación del área invadida, que en todo momento fue pacífica, ya que los invasores se retiraron sin hacer resistencia, tal y como lo dispusieron las autoridades.
“Se está finalizando la diligencia con el desarmado del puente prefabricado por ellos mismos”, mencionó el coronel J. Linares V. además de explicar que el presidente de los invasores conversó con el juez y el fiscal. “Ellos tienen un proceso abierto y lo están solucionando judicialmente”, dijo.
Lo más resaltante es que esta diligencia se realizó sin ningún costo social, todo se realizó pacíficamente y sin incidentes.

Prioridades
Los terrenos del fundo San Roque están previstos para albergar al futuro Hospital Nivel III de EsSalud Huánuco, en el que se van a implementar todos los servicios posibles, áreas verdes, de descanso, así como futuras ampliaciones. El fundo tiene un área de 30 hectáreas y está ubicado en Huayopampa, distrito de Amarilis, cerca del centro poblado de La Esperanza, en la margen izquierda de la Carretera Central.
El fundo San Roque se escogió para la construcción de hospital EsSalud, por su fácil acceso, no tiene ningún tipo de gravámenes, está registrado en la Sunarp a nombre de los dos propietarios, con partida electrónica n.° 07002565 y no tiene adeudos tributarios con la Municipalidad de Amarilis.

Invasora
“El presidente me dijo que si me ponía fuerte no me iban a sacar, yo pagué 10 soles en 2 cuotas de 5 soles, pero no nos queda más que retirarnos, no sabía que este terreno le pertenecía a alguien”, dijo una invasora entre lágrimas y con sus pertenencias en mano.



Déjanos tu opinión