Pese que los indicios apuntan a que Niker Alarcón De La O (22) falleció ahogado cuando extraía oro del río Marañón, su familia dijo a la policía que murió mientras pescaba junto a sus amigos. Los restos del joven poblador que fueron rescatados del agua sin autorización de la fiscalía, eran velados en su humilde casa del barrio Maravilla, en el distrito de Singa, provincia de Huamalíes.

Según testigos, el minero ilegal falleció la tarde del 3 de octubre en la zona de Succha cuando fue aplastado por una roca. Sus compañeros nada pudieron hacer para ayudar a Niker, quien luego de unos minutos fue sacado sin vida. Los restos del poblador que estaban siendo velados fueron recogidos por orden del fiscal Alberth Calvo Pastor y trasladados a la morgue de Llata, donde serán sometidos a necropsia y cuyo resultado será evaluado por las autoridades para iniciar proceso al dueño de la draga para quien trabajaba Alarcón De La O. Según fuentes del diario Ahora, en lo que va del año es la tercera muerte por minería ilegal. Los familiares son compensados económicamente para no denunciar y las muertes quedan impunes.

Comentarios de Facebook