Otra vez la Institución Educativa Inicial n.° 32896 “Alejandro Sánchez Arteaga” de Amarilis fue escenario del enfrentamiento entre los padres de familia y el director Cenecio Magariño Chávez, a quien un grupo rechaza por sus abusos y maltratos mientras que una minoría lo respalda. Los padres que se oponen al director tomaron ayer el local escolar impidiendo el dictado de clases. El jueves la Apafa acordó en asamblea que no enviarían a sus hijos a la escuela mientras Magariño siga como director. Durante la toma del plantel los indignados padres echaron al director a empujones y golpes. Magariño retornó al plantel tras cumplir una suspensión de 8 meses por malos manejos de presupuesto. Había sido sancionado con 12 meses pero apeló y se redujo la sanción. Ayer durante la toma, los padres denunciaron que son constantes los maltratos que reciben del director. Otra profesora también denunció sus abusos. En octubre de 2016 los padres tomaron la escuela acusando a Magariño de haber malversado S/10 500 para el mantenimiento pero el trabajo que se realizó no justificó la inversión. Los padres también se molestaron porque el director programó la recuperación de clases sin consultarles. Frente a los especialistas de la UGEL Huánuco y el comisionado de la Defensoría del Pueblo, los padres exigieron el cambio del director o advirtieron que no enviarán a sus hijos al colegio. En plena reunión Magariño llamó a la Policía y mintió diciendo que lo habían secuestrado cuando podía salir libremente de la reunión.

Comentarios de Facebook