Ayer fallecido, en Argentina, el sabio huanuqueño Augusto Cardich Loarte (La Unión/Huánuco 1923- Buenos Aires/Argentina 2017). Nació en La Unión, capital de la provincia de Dos de Mayo. Sus padres fueron don Pedro Cardich Ronquillo y doña Fortunata Loarte. Se graduó de Ingeniero Agrónomo en la Universidad de La Plata (Argentina). Se dedicó a las actividades agrarias en la hacienda de su padre: Antacallanca y Lauricocha.

En ésta última encontró algunos restos arqueológicos preincaicos. Esto le motivó estudiar Arqueología; con tal propósito viajó nuevamente a la Argentina, y concluido sus estudios retornó a Lauricocha y en las cuevas de Uchumachay y Huagratacanan hizo el hallazgo más importante de esa época, pues, los restos humanos arrojaron una antigüedad de 10 500 años A. C. Estos estudios fueron expuestos en una conferencia internacional llevada a cabo en la Universidad Mayor de San Marcos. Desde esa fecha se le consideró como el descubridor del “Hombre de Lauricocha”, uno de los hombres más antiguos de los Andes Centrales de Sud América.

El 23 de febrero del 2012 la Universidad de Huánuco le otorgó el título de Doctor Honoris Causa en mérito sus investigaciones y sus aportes a la ciencias sociales. La ceremonia se llevó a cabo en su biblioteca particular, en Buenos Aires, con asistencia de autoridades, docentes e investigadores de la Universidad de la Plata y el Museo de Ciencias Naturales. Discurso del Profesor Víctor Domínguez Condezo, en representación del señor rector de la Universidad de Huánuco, Dr. José Beraún Barrantes y colación del Dr. H. C. Muy estimado Ing. Augusto Cardich, distinguidos académicos, familiares, señores y señoras: El Ing. Augusto Cardich Loarte, en Lauricocha, importante laguna en Huánuco, Perú, leyendo la antigüedad en el mito de Yana Raman y las enigmáticas escrituras o qillqa-s, descubrió al Hombre más antiguo de América o el Hombre de Lauricocha, en la cueva de 14 ventanas al pie del cerro Huaqratakanan, junto al asentamiento humano primitivo y semienterrado por el desmoronamiento del cerro. Su laboratorio estuvo instalado aquí en el Museo de Historia Natural de La Plata.

Desde entonces los investigadores empezaron a preocuparse, con más detenimiento, por la antigüedad del hombre en América y poco después (1962) se descubre el templo de la manos cruzadas de Kotosh y otras evidencias arqueo-antropológicas. En Huánuco, en su tierra, hemos valorado muy poco al Ing. Augusto Cardich, hoy sus lectores de la Cultura Andina y amigos de la Universidad de Huánuco le pedimos disculpas por la demora, razón por la cual estamos aquí para presentarle el reconocimiento académico. La Universidad de Huánuco, que lidera el Dr. José Beraún Barrantes, magnífico Rector y su Escuela de Post Grado, que tengo el honor de dirigir, he sido encomendado para entregar el reconocimiento al científico y descubridor del Hombre más antiguo de América, Ing. Augusto Cardich, la distinción honorífica del más alto nivel que la Ley Universitaria concede a los estudiosos e investigadores: El Grado de Doctor Honoris Causa que por justicia lo merecía.

El Sr. Rector de la Universidad de Huánuco, Dr. José Beraún Barrantes me ha encargado expresarle a usted Ing. Cardich, “Su agradecimiento y reconocimiento por el trabajo de investigación que ha realizado y que resalta al pueblo de Huánuco a nivel mundial. Es un hito en la Historia Universal y un orgullo para nuestra Universidad haber tenido la suerte que el Ing. Cardich haya nacido en nuestra tierra”. Por este mérito reconocido por la comunidad científica la Universidad de Huánuco ha investido a usted el supremo atributo Doctoral Honoris Causa. Es honroso para mí, en presencia de distinguidos investigadores de la Universidad de La Plata, imponerle solemnemente la Medalla de la UDH, símbolo de tan alto honor: el Grado Académico de Doctor Honoris Causa por su excelencia científica; Ing. Cardich queda usted incorporado como Doctor de nuestra Universidad, asimismo hago entrega el Diploma que acredita tan merecida distinción; ostentadlo y llevadlo a nombre de nuestro pueblo de Huánuco y nuestro país, el Perú. Palabras de la vicedecana de la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de La Plata, Dra. Evelia Oyhenard: He venido en representación de la Facultad, muchas gracias por este merecido reconocimiento al profesor Ing. Cardich.

Realmente se lo merece, le traigo un reconocimiento especial del presidente Reconocimiento al sabio Augusto Cardich Laorte de la Universidad y del resto de las autoridades y la decana y otros colegas que no han podido venir; pero que bueno, compartimos con este profesor, fuimos sus alumnos,

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here