4.1 C
Huánuco
19 septiembre, 2019
Actualidad Opinión

Referendo que nos salve

Jorge Farid Gabino González

Conocidos los resultados del referendo del pasado domingo, resultados que, por lo demás, eran a todas luces previsibles, son no pocos los pronunciamientos optimistas, tanto dentro como fuera del país, respecto de las consecuencias favorables que tendrían para nuestra democracia. Aun cuando, como advierte más de un constitucionalista, se estaría violando el derecho a elegir y ser elegido, como señala el artículo 2 de nuestra Carta Magna: “toda persona tiene derecho a participar en forma individual o asociada, en la vida política, económica, social y cultural de la nación. Los ciudadanos tienen conforme a ley los derechos de elección, de remoción o revocación de autoridades, de iniciativa legislativa y de referéndum”.

Naturalmente, razón no les falta a quienes opinan así. Todo lo contrario, esta los asiste desde todo punto de vista. Como sea, una cosa es cierta, hay en la aplastante cifra con que los peruanos le dijeron no a la reelección de congresistas, una evidente muestra del descontento, de la repulsión, del desprecio con que la casi totalidad de la población peruana ve a quienes dicen ser, la gracia es de pésimo gusto, lo sabemos, sus representantes. No lo son. No lo han sido nunca. No como se esperaba que lo fueran, cuando menos. Lo habitual, más bien, y lo fue desde que tenemos memoria, era que apenas llegaran al poder, esto es, apenas se asumieran como los mal llamados padres de la patria, se olvidaran por completo de quienes, con su voto, con su ilusión, con su esperanza, los habían ayudado a llegar a donde estaban.

Pues bien, las cosas están dadas. Para bien o para mal, con violación o no de los derechos constitucionales de los actuales congresistas, ninguno de los legisladores que hoy forman parte de nuestro desprestigiado congreso volverá a postular en las próximas elecciones de 2021. Ni más ni menos que eso: si algo caracterizará a nuestro próximo congreso será la ausencia de las siguientes figuras (maldita la falta que nos harán):

-Víctor Andrés García Belaúnde, accionpopulista con 19 años en el congreso, inició su carrera parlamentaria en 1985 como diputado.

-Yonhy Lescano Ancieta, accionpopulista con 17 años en el congreso, inició su carrera en el 2001 como representante de Puno.

-Jorge Del Castillo Gálvez, aprista con 19 años en el congreso, inició su carrera legislativa en 1990 como diputado.

-Mauricio Mulder Bedoya, aprista con 17 años en el congreso, inició su carrera en el Congreso en 2001.

-Javier Velásquez Quesquén, aprista con 23 años en el congreso, inició su carrera en 1995, siempre en representación de Lambayeque.

-Luz Salgado Rubianes, fujimorista con 16 años en el congreso, inició su carrera parlamentaria en la Constituyente de 1992.

Otros rostros a los que dejaremos de ver, al menos por ahora, serán los de Lourdes Alcorta, Cecilia Chacón, Marisol Espinoza, Luciana León, Héctor Becerril, Segundo Tapia, Leyla Chihuán, Carlos Tubino, Julio Rosas y Karina Beteta.

No hay duda de que se los va a extrañar. A los arriba aludidos y también, claro, a muchos otros más. Por sus grandes y memorables hechos, sí, pero también por sus inolvidables frases:

“Si ha habido una violencia sexual puedes ir a hacerte un lavado vaginal”: Luciana León.

“Leer da Alzheimer”: Bienvenido Ramírez

“Juro por Dios y por la plata”: Gerardo Cruz Saavedra

“La mujer da la oportunidad al varón para que cometa feminicidio”: Naritza García.

En fin. Queda claro que si de frasecitas memorables se trata, nuestros congresistas tienen para dar y tomar. Veremos ahora si los que llegarán para reemplazarlos serán más de lo mismo, o si, como dice nuestra vecina, solo cambiaremos mocos por babas. Ya se verá. Por lo pronto, a pensar muy bien a quiénes elegiremos para nuestra próxima legislatura. El tiempo es corto. Si las próximas elecciones están, como se dice, a la vuelta de la esquina. Aprovechemos la oportunidad histórica que se nos presenta ahora para corregir, aunque fuere solo en algo, nuestros errores pasados. Sobre todo porque oportunidades así no se nos presentarán, desde luego, todos los días. Pues si seguimos en las mismas, esta vez no habrá referendo que nos salve.

Publicaciones Relacionadas

Solórzano: «Desalojaremos a usurpadores de Cayhuaynita»

adminahora

En Santa María del Valle se instalará primera escombrera

adminahora

EDITORIAL. El reto de la formalidad

editorahora