9.1 C
Huánuco
21 octubre, 2018
Editorial

Reflexiones del Mundial de Fútbol

El torneo más importante de fútbol del mundo, está en los cuartos de final, y como tal, como en anteriores oportunidades, trae muchas sorpresas. Está demostrado que no siempre gana el mejor, ni el que más domina la pelota o el que más tiempo la tiene, gana el que menos errores comete. Ya hemos llegado a cuartos de final. De los ocho seleccionados, seis son de Europa y dos de América del Sur.
Este deporte que es practicado mundialmente parece no estar exento de los cambios de la modernidad, por el contrario ha cambiado mucho. Ya casi no se ve a los futbolistas de antaño tratar de mantenerse de pie por más tranca y obstáculos que se les ponga. Ahora al primer toque o empujón se convierten en actores de teatro y el campo de juego se convierte en su escenario.
Para los que vieron muchas versiones de los campeonatos de fútbol del mundo, no se explica cómo es que en esta versión 21, los “peloteros” tratan de “engañar” a los árbitros con simulaciones escandalosas de lesiones fingidas, acaso al estilo Pizarro de cuidar las piernas, buscando o gestando un penal; ni bien son tocados se caen, gritan, se revuelcan y escandalizan.
Cuánta nostalgia produce no ver la calidad y solidez de los ex cracks del fútbol, que por más patada que recibían hacían todo lo posible para seguir adelante y llegar al arco contrario. Ahora la tendencia o la moda futbolística es tirarse al gramado a la primera y aparentar que el golpe o choque ha sido considerable, para buscar la falta y la sanción del árbitro al equipo contrario, haya o no haya sido una falta real.
El fútbol es un deporte de hombres, claro que ahora también lo practican las damas, y es de contacto sin mala intención, por ello vimos mediante la tecnología del VAR, cómo se cobraron penales que los jueces no los vieron y como se castigaron con tarjetas amarillas a los que simulaban una falta; ahora además de ser futbolistas son artistas tratando de buscar que les cobren faltas a su favor que, si son con premeditación y enojo, los autores deben ser expulsados del gramado.
Se está llegando a la final sin las figuras famosas, los balones de oro, como Cristiano Ronaldo, Lionel Messi, Paolo Guerrero, a quienes solo verlos son un espectáculo único, se han ido quedando en el camino; ahora solo quedan para el deleite, Neymar Jr. de Brasil, Luis Suárez de Uruguay y el goleador del certamen el inglés Harry Kane, sin ser una especial figura, si lo es al anotar goles.
Por otro lado, este certamen sirvió para ver la lección que hemos dado al mundo de ser un gran país, con figuras, con una numerosa y correcta hinchada que alentó en las buenas y en las malas a los once guerreros incas y si bien es cierto la eliminación nos deja un sabor agridulce, por otro lado se tiene un gran equipo para futuras competiciones. Otra vez ser

Publicaciones Relacionadas

Un ejemplo a seguir

adminahora

Empresarios accederán a fondos concursables del Ministerio de Producción

adminahora

Obras inconclusas

adminahora