7.7 C
Huánuco
24 septiembre, 2018
Portada

Sala libera a acusado de violación

Argumentando incongruencias en la acusación la Sala Penal de Apelaciones, de la Corte Superior de Justicia de Huánuco, liberó a Teodoro Cruz Justo (46) acusado de violar a una campesina de iniciales A. V. E. (49) en el caserío de Huampari, en Obas (Yarowilca).
La agraviada denunció que el 10/11/2015, Cruz la interceptó en Hanto Huayin, la golpeó, le quitó el buzo, le arrancó la ropa interior y abusó de ella en una casa abandonada. Luego el violador se llevó sus prendas para acusarla ante su esposo por infiel.
Cruz negó haberla violado, dijo que eran amantes y que ese día encontró a su medio hermano teniendo relaciones sexuales con ella y por eso la golpeó. Dijo que ella lo denunció por vergüenza. Después él mismo entregó las prendas de la mujer al fiscal el 6/12/2015.
El 8/01/2018 la jueza de Chavinillo, Margarita Salcedo, condenó a Cruz a seis años de cárcel efectiva y al pago de S/7000 de reparación civil.
La sentencia sustenta que está acreditado la comisión del delito por el relato verosímil de la agraviada, descarta las versiones del imputado y su medio hermano y valora los informes periciales. El examen pericial halló restos de ADN del acusado en la ropa interior de la mujer, el informe médico legista certificó las lesiones corporales, la pericia psicológica halló afectación emocional en ella y actitud evasiva, agresiva e impulsiva en el imputado.
La jueza indicó que estas pruebas corroboran la incriminación al sujeto y desvirtuó su coartada porque no supo probar la relación sentimental y la versión de su medio hermano.
No obstante, la Sala, integrada por las juezas Angélica Aquino, Rocío Marín y Sandra Cornelio, liberó a Cruz admitiendo su apelación. Revocó la sentencia sustentando incongruencias en la versión de la agraviada con las pruebas de cargo lo que genera “una duda razonable” a la Sala lo que “no permite justificar una sentencia condenatoria”.
La Sala señala que el relato de la agraviada es inconsistente porque dice que la violación ocurrió después de que le arrancaran la ropa interior. Pero el examen pericial halló espermatozoides en la ropa interior sólo en la parte de los genitales. Para la Sala no es creíble la versión “porque no es posible concebir que el acusado” luego del ultraje “haya eyaculado en la ropa interior”. Para la Sala esto más bien prueba la versión del imputado que dijo haber sostenido relaciones sexuales consentidas con la agraviada y con la versión del perito que señaló que los espermatozoides pueden conservarse por meses.
La mujer dijo que no sabía usar el celular, pero declaró que cuando ocurrió el hecho había ido a cargarlo donde un vecino. La Sala señala que Cruz y la mujer se conocían porque se halló varias llamadas que intercambiaron ambos, incluso el día que ocurrió el hecho. Para las juezas la acusación de la agraviada fue con el fin que su familia no se entere de su relación y que no es común que una persona luego de haber materializado un grave y execrable delito de violación se quede con las prendas íntimas de su víctima y luego las presente a las autoridades para su investigación.
La mujer señaló que Cruz la amenazó de muerte, que le dijo que fue liberado porque pagó a la jueza Aquino y que intentó matarla arrojando una roca a su choza.

Publicaciones Relacionadas

Alcaldes vigilarán licitación de asfaltado Hco.-La Unión-Huallanca

adminahora

Ensamble de Saxofones participará en Festival Internacional PERÚ SAX 2018

editorahora

Policía interrumpe velorio y traslada cadáver a la morgue

adminahora