4.6 C
Huánuco
19 octubre, 2019
Deportes

San Martín debió ganar

El entrenador de la San Martín vivió intensamente el partido dirigiendo a su equipo, en especial, cuando él consideraba que el árbitro les perjudicaba con sus fallos. Con rostro muy molesto, gritaba, saltaba, vociferaba, reclamaba y al cuarto árbitro, al propio pito y a sus propios jugadores cuando estos se equivocaban.

Al final salió conforme y en sus declaraciones dijo que su equipo jugó mejor y sobre todo creó ocasiones de gol que de convertirlas ganaban fácil. “Jugamos muy bien, debimos ganar si convertíamos todas las ocasiones de gol que generamos. El árbitro nos perjudicó al no cobrar faltas claras. Pero así es el fútbol, por eso es lindo. Tenemos que trabajar y mejorar mucho porque estamos abajo en la tabla”, expresó.

Publicaciones Relacionadas

Racing sigue reforzando su equipo

editorahora

Duelos de importancia en la sexta fecha

adminahora

Miguel Grau venció a Sport Man y pasó

editorahora