26 C
Huánuco
27 febrero, 2020
Actualidad Editorial

Toledo seguirá preso

Alejandro Toledo postuló y llegó a la presidencia del Perú ofreciendo honestidad, ante la crítica situación que generó el gobierno dictatorial de Fujimori. El pueblo le dio su respaldo, pero el ‘cholo sagrado’ no supo honrar su compromiso y respetar su palabra. Por el contrario, fue muy procaz en direccionar las grandes licitaciones de nuestro país, a cambio de sobornos.

Hoy, el expresidente de la república Alejandro Toledo Manrique está preso y seguirá preso en los Estados Unidos, luego de que el Juez Thomas S. Hixson, negara el pedido de reconsideración del exmandatario para salir en libertad bajo fianza.

El juez sustentó su negativa ante el existente riesgo de fuga. La defensa de Toledo no pudo demostrar lo contrario. Riesgo de fuga se considera debido a las conexiones que tendría el expresidente y a sus capacidades económicas. Curiosamente, el juez atinó a decir, que se trataba de un tema sumamente complejo por la naturaleza de las acusaciones y al sistema sofisticado de movimientos y entrega de dinero que se utilizó.

Al escuchar la decisión del juez, la exprimera dama Eliane Karp reaccionó de manera muy alterada gritando e insultando al magistrado. Es más, llegó a responsabilizarlo de su posible muerte ya que tiene el estado de salud deteriorado.

No es de alegrarse la situación por la que atraviesa Alejandro Toledo, sin embargo, se trata de una consecuencia a sus propios actos y decisiones tomadas durante su gestión como presidente de la República. Penosamente, existe poco indicio de que haya existido alguna sola gestión en Palacio de Gobierno en la que no haya incurrido en actos de corrupción, y menos que no haya aprovechado el poder que tenía para favorecer a algún tercero.

La impunidad siempre existió en nuestro país, es por eso que todos, o la gran mayoría de políticos robaban de manera descarada porque las probabilidades de ser sancionados eran mínimas. La llamada “clase política” actual, que habita en el Congreso, se ha valido durante muchos años para beneficiarse personalmente, aun a costa del perjuicio de la población. Lo más indignante es que este tipo de acciones nunca tuvo sanción.

Afortunadamente, ahora sí algunos de ellos están en prisión. Lo que ha generado una luz de esperanza en la justicia al fondo del túnel. 

Publicaciones Relacionadas

Undar exige el retiro de Comisión Organizadora

editorahora

García felicita a congresistas

editorahora

Diresa y Marías contratan S/ 1.4 mlls. por emergencia

adminahora