Discotecas se burlan de ordenanza que restringe venta de licores

Atendiendo a puertas cerradas, después de las 3 a. m., fueron sorprendidas varias discotecas y bares de la laguna Viña del Río, que de esta forma, se burlan de la ordenanza n.° 05-2016 del Plan Ciudad Segura y Saludable con el que la Municipalidad de Huánuco pretende controlar la venta de alcohol en la ciudad para luchar contra la inseguridad ciudadana.
El operativo, que realizó la Gerencia de Desarrollo Económico, la madrugada del domingo, sorprendió a bares y discotecas atendiendo en horario prohibido. Doce efectivos de serenazgo movilizó la comuna en 3 camionetas para vigilar el cumplimiento de la ordenanza.
El video pub karaoke La Moka fue descubierto atendiendo a las 3:15 a. m. El establecimiento cerró sus puertas para impedir el ingreso del serenazgo y retiró a sus clientes por una puerta alterna.
En la laguna Viña del Río, los serenos, al mando del gerente de Desarrollo Económico, Joel Ortiz, constataron que la discoteca El Kilombo también atendió hasta las 5 a. m. Este caso es más grave porque funciona en la faja marginal del Huallaga y, la Municipalidad ya inició el procedimiento para retirarlo de la zona de alto riesgo. El caso esta judicializado.
En Viña del Río, también se halló a las discotecas atendiendo a puertas cerradas después del horario establecido. Ortiz indicó que sentaron actas dejando constancia de las infracciones de todos los establecimientos que serán sancionados y multados por transgredir la ordenanza municipal. “Los establecimientos tomaron otra estrategia y ahora atienden a puertas cerradas. Los dueños aducen que recién a las tres de la madrugada comienzan la atención o que el público se niega a salir, cuando es su responsabilidad cerrar los negocios en el horario establecido”, indicó el funcionario que advirtió que esta semana comenzarán las sanciones a los infractores.
La MP-Hco. volvió a constatar ayer que el funcionamiento sin control de los establecimientos genera inseguridad y delincuencia. Solo ayer en la madrugada, el serenazgo socorrió a un joven acuchillado en una pelea callejera.
Sanciones
Los establecimientos sorprendidos vendiendo licores en horario prohibido serán sancionados con 60 días de suspensión de licencia de funcionamiento y una multa de 40 % de una UIT. Si son reincidentes serán cerrados definitivamente. “No vamos a permitir que se sigan burlando de las ordenanzas municipales para ordenar la ciudad”, advirtió Ortiz.
Cierre
El viernes último, la MP-Hco. cerró el bar Caprichos por atender en horario prohibido después de las 3.00 a. m. El establecimiento tenía licencia como pub, pero no funcionaba como bar.