16.6 C
Huánuco
16 octubre, 2021

Murió el 1509

Un día antes de cumplir 29 años de encarcelamiento por delito de terrorismo y asesinato, Abimael Guzmán, el homicida más grande que ha tenido el Perú, falleció en su celda.

El asesino fue causante de más de 80 mil muertos, en su mayoría gente inocente, entre niños, jóvenes, mujeres, ancianos y por supuesto también policías y militares.

El 12 de septiembre de 1992 fue capturado por un grupo de agentes del Grupo Especial de Inteligencia (GEIN), de la Policía Nacional. Y en homenaje a la ex Policía de Investigaciones del Perú que se pone el número de 1509, porque el 15 de septiembre era el aniversario de la institución.

Este asesino fue el creador del grupo terrorista Sendero Luminoso, que durante las décadas del 80 y 90 desestabilizó al país con coches bombas para destruir edificios y asesinar a la mayor cantidad de personas, volaban de torres de alta tensión y dejaban en la oscuridad cuanto pueblo y ciudad podían.

El homicida Abimael Guzmán quería llegar al poder mediante el terror y mediante el uso de las armas. Febrilmente trataba de conseguir llegar a Lima para de ahí mediante las armas, derrocar al gobierno de ese entonces e instalar un gobierno de extrema izquierda.

La negra historia registra cientos de atentados y miles de muertes en todo el país, especialmente, en los departamentos de extrema pobreza cómo son Ayacucho, Huancavelica y en el Alto Huallaga. Miles de ciudadanos fueron ejecutados y asesinados cruelmente por el único “delito” de no querer engrosar las filas del grupo extremista. Estos indefensos eran asesinados cobardemente y de la manera más sanguinaria, usaban machetes o incluso hachas.

Afortunadamente, un grupo de valerosos policías lo capturaron. Al mando de la unidad estaban el general Ketin Vidal, el general Miyashiro y el coronel Benedicto Jiménez.

Este asesino cumplía carcelería por cadena perpetua y permanecía encerrado en la base naval del Callao.

Asimismo, para aquellos que cometan apología al terrorismo podrían ser condenados hasta con 15 años de cárcel.

Los jóvenes deben conocer la historia de nuestro país, para que no se dejen engañar. El asesino Gonzalo se autodenominó “la cuarta espada del marxismo” donde propaló el denominado “pensamiento Gonzalo”, concepto usado para nombrar su visión política del país, desde ahí difundió el marxismo-leninismo-maoísmo.

Terrorismo nunca más. Este país ya no quiere más violencia ni muerte, no más enfrentamientos entre peruanos.

Publicaciones Relacionadas

Rol de los gobiernos

editorahora

Modernizando las ciudades

editorahora

Resistencia a las vacunas

editorahora

Certificado de vacunación

editorahora

El Pucca terminó sacado de la PCM

editorahora

Se conforma comisión anticorrupción

editorahora