19.7 C
Huánuco
18 agosto, 2022

Alba y Alvarado, cortados por la misma tijera

Como sabemos, existe una costumbre muy arraigada con respecto a la “maña” que se practica en la administración pública. En el caso de Huánuco, se dan muy frecuentemente en nuestra región. 

Aparentemente, es como si se hubiera institucionalizado el tema de la corrupción en las instituciones del Estado. Las similitudes y semejanzas de los actos de corrupción, son increíbles.

Esto nos trae a las gestiones de los infames exgobernadores regionales, Rubén Alva, y el prófugo, Juan Alvarado. Las maneras de obrar de estos dos personajes, junto con sus funcionarios de confianza, han sido muy similares.

Sin embargo, hay una gran diferencia. Al parecer, Alva nunca firmó un documento comprometedor como lo hizo Juan Alvarado. Probablemente, por eso, aún sigue libre el primero. 

Ambas gestiones han estado desbordantes de actos de corrupción. Eso es innegable, más aún, es asqueroso.

Las últimas gestiones regionales únicamente se han caracterizado, por eso, altos niveles de corrupción, enorme incapacidad para solucionar los problemas de la región, e impunidad al más alto nivel. 

Con respecto a la última perla, que el diario Ahora reveló en nuestra edición de ayer, respecto al proyecto de instalación de cámaras de videovigilancia para Amarilis y Pillco Marca, aparentemente dicha obra fue una estafa más.

El proyecto costó casi 6.5 millones de soles, y se instalaron 90 cámaras de videovigilancia en estos dos distritos. 

Sin embargo, duraron solo cuatro meses, uno por la pésima calidad de instalación, y otro por la baja calidad de los equipos adquiridos e instalados. Este proyecto – estafa se realizó durante la gestión de Rubén Alva

Asimismo, cuando se reclamó la supuesta garantía de la empresa ejecutora, como obra en todo proyecto público, resultó que las cartas fianzas al parecer son falsas. 

La fiscalía anticorrupción está investigando el caso y está en etapa preliminar. Las pruebas son bastante sólidas. Y si realmente queremos hacer un cambio de lucha contra la corrupción, estos funcionarios deberían de ir presos. 

Cómo es una costumbre, todo lo que adquiere el gobierno regional tiene un gran sobre costo. Probablemente, no hay licitación que no esté sobre valuada, durante estas gestiones. Realmente es penoso y vergonzoso para Huánuco. 

No obstante, la gestión de Luis Picón tampoco fue nada diferente, los sobre costos y las irregularidades, abundan.

Publicaciones Relacionadas

Sigue el reparto de cheques

EditorAhora

Pachitea despensa nacional

EditorAhora

Vende humo

EditorAhora

Feliz aniversario Huánuco

EditorAhora

Fortalecer la seguridad

EditorAhora

Nulidad de papeletas

EditorAhora