13.2 C
Huánuco
30 junio, 2022

Aumenta la incertidumbre

Los permanentes enfrentamientos entre los dos principales poderes del Estado, el Ejecutivo y el Legislativo, se han intensificado.

Definitivamente, el señor presidente se esmera mucho por motivar esta hostilidad hacia su gestión. Se contradice de manera constante, no brinda explicaciones de los escándalos en su gestión, elige personajes cuestionados para liderar ministerios, se sigue reuniendo de manera clandestina con varios personajes fuera de Palacio para evitar registros, sus hombres de confianza se ven involucrados en escándalos… Tal es el caso del ahora exsecretario del Despacho Presidencial, Bruno Pacheco, quien ha sido directamente señalado por presionar e interferir en los ascensos de las Fuerzas Armadas para favorecer a personas allegadas a Castillo. O peor aún, la gota que rebasó el vaso, fue el hallazgo de 20 mil dólares en el baño de Palacio de Gobierno, y Pacheco dijo que “eran producto de sus ahorros”. Ilusos los que le crean al “pobre” hombre.

La incompetencia de Castillo es indudable, como también lo es la intolerancia y odio que le tiene la derecha. Los congresistas están abusando de sus funciones y poder, y buscan vacarlo.

Los medios de prensa de la capital, por su enorme influencia, han pasado a ser de total opositores a una posición mucho más “flexible”. Castillo, ya llegó a un acuerdo con ellos, faltando nuevamente a su palabra de campaña.

Lo cierto es que la inestabilidad política está generando demasiada incertidumbre, que se está volcando directamente al ciudadano. ¿De qué forma? Pues de manera económica. Todo sigue subiendo de precio y muchos sectores económicos siguen paralizados.

Lo que desea el ciudadano de a pie es trabajar, no que le regalen limosnas. Pero si sigue esta inestabilidad, no se podrá generar una reactivación económica total.

Independientemente de si Castillo merece o no estar en el poder, o no sepa expresarse de manera articulada y eso no le guste para nada a un gran sector de la población, consideramos que no es lo más importante.

Lo que se necesita es que el Legislativo y el Ejecutivo trabajen juntos para brindar cierta estabilidad al país y haya una reactivación económica total, que se brinden soluciones a una posible crisis de tercera ola, nuestro país aún sigue sin estar preparado. No podemos seguir perdiendo el tiempo en temas políticos estériles para la población en general, y que sólo se ajustan a intereses de una élite.

 

Publicaciones Relacionadas

En el Perú el más corrupto de Latinoamérica

editorahora

El cambio climático

editorahora

De su propia medicina

editorahora

Haciendo trampa para no vacunarse

editorahora

Sistemas de riego, una gran estafa

editorahora

MEF autoriza utilizar recursos al gobierno regional

editorahora