19.9 C
Huánuco
28 febrero, 2021

Calcio fiorentino el rey de los deportes rudos

Calcio fiorentino el rey de los deportes rudos

Fuente: Pexels

La final de la Súper Copa no solo vio al Athletic Bilbao alzarse campeón por tercera vez en su historia, sino también atestiguó una severa sanción a Messi demostrando que no importa cuán buenos seamos en el fútbol, el reglamento debe ser acatado al pie de la letra.

A pesar del revuelo mediático por su manotazo a Villalibre en el minuto 120, esta es apenas la segunda cartulina de Messi en toda su carrera. Un numero bajo si le comparamos con las 26 rojas de Sergio Ramos o las 46 de Gerardo Bedoya. Aunque estos dos últimos jugadores han destacado por algo más que su juego rudo, su capacidad de provocar al árbitro ha sido el atributo más resaltado en portales de apuestas en directo como William Hill, donde sus cuotas para obtener una tarjeta roja han sido las más populares entre los aficionados. Sin embargo, si Bedoya y Ramos viviesen en el Renacimiento cuando el fútbol era un brutal esbozo de lo que es hoy, fácilmente serían los jugadores más valiosos, y en el caso de Villalibre, este agradecería a la pulga de “solo” haberle propinado un golpe.

 

En el fútbol y la guerra se vale todo

El fútbol italiano, rudeza y astucia
El fútbol italiano se ha caracterizado por la rudeza y astucia de sus jugadores

Fuente: Unsplash

Según recopila el portal el9ymedio, el fútbol italiano se ha caracterizado por la rudeza y astucia de sus jugadores. Pero si nos vamos al origen de su estilo de juego quizás el calcio fiorentino sea la explicación.

En el Siglo XVI época de las grandes ciudades estado, Florencia era de las más pujantes de su tiempo. A falta de mayores fuentes de entretenimiento populares para celebrar los carnavales, su nobleza crea el fútbol o calcio Florentino, una disciplina cuyas únicas dos diferencias con las batallas del Coliseo romano, serían la ausencia de armas y la presencia de un balón.

En medio de los festivos banderines y asistentes enmascarados, un campo de dimensiones similares al fútbol actual estaría cubierto de arena. En él, dos equipos con 27 jugadores en cada lado se disputarían el balón para hacerlo pasar por una suerte de aro que representaría la portería, concediéndole dos puntos al equipo que lograse marcar y medio punto al defensor por impedir la anotación. Pero para lograrlo los jugadores debían valerse de puños, patadas, derribos y cualquier artimaña para apoderarse del balón y hacer la mayor cantidad de puntos posibles dentro de los 50 minutos que durase el encuentro.

Una pasión como ninguna

No importa si la guerra tocase la puerta —como ocurrió con el asedio español en 1530— el partido jamás era cancelado. El público, deliraba con el espectáculo y dado que cualquiera podía participar, en más de una ocasión se podían ver a nobles y hasta al propio Papa Clemente VII participar en la contienda, probablemente liberando la tensión acumulada por el santo oficio. El premio al vencedor, una ternera como reconocimiento al esfuerzo físico de los atletas y una lenta recuperación.

Aunque el paso del tiempo le hizo desaparecer, en 1930 el calcio fiorentino volvió a ser adoptado con significativas modificaciones en seguridad para preservar la vida de sus participantes. A pesar de las regulaciones, en cada carnaval los jugadores siguen vistiendo las ropas de la época, jugándose la vida con la misma pasión inmortal que siglos atrás dio vida a la afición de los italianos por el actual rey de los deportes.

Publicaciones Relacionadas

Arsenal dejó la mala racha y derrotó al Leicester por 3-1

DA

David Beckham: “Quiero traer a Messi y a Cristiano Ronaldo”

DA

Gareth Bale despertó contra Burnley

DA