12.2 C
Huánuco
27 junio, 2022

Cambio climático aumenta riesgo de contagio de virus entre especies

La migración de los animales al ritmo del calentamiento podría provocar más de 15.000 nuevos eventos de transmisión vírica.

Al menos 13 especies, desde murciélagos a gorilas, son huéspedes del virus del ébola. 

Su distribución geográfica —y, por tanto, las zonas de riesgo potencial de contagio— se limita a áreas de la parte occidental de África central. Sin embargo, espoleadas por el cambio climático, se están moviendo a nuevos territorios llevando sus patógenos con ellas. 

Un estudio publicado en Nature, la semana pasada, estima que estos animales tendrán hasta 3.695 nuevos contactos con otros mamíferos de nuevas regiones del continente. Estos encuentros habrían provocado más de un centenar de eventos de transmisión vírica. 

Los autores de esta investigación han hecho este mismo cálculo, para miles de mamíferos que están migrando y creen que el peligro de una nueva pandemia no dejará de aumentar en las próximas décadas.

La ciencia viene demostrando una doble (y hasta triple) respuesta de los animales al calentamiento global provocado por el cambio climático. Muchas especies están migrando hacia latitudes más acordes con su óptimo térmico (temperatura a la que están acostumbradas). 

Otras se están desplazando a las áreas más elevadas de su entorno huyendo del calor (o hacia las profundidades marinas en el caso de los peces). 

Esta reorganización geográfica de los seres vivos estaría abriendo nuevas vías a la propagación y contagio de los virus. 

Por un lado, porque pone en contacto a especies que antes no compartían espacio y porque muchas de ellas están emparentadas genéticamente, lo que facilita el salto vírico entre ellas. 

Este aumento del riesgo es lo que han investigado un grupo de científicos combinando los escenarios climáticos esperados en lo que queda de siglo, la evolución de los rangos térmicos y los movimientos de 3.870 mamíferos organizados clasificados por su cercanía genética.

Entre el 96% y el 98% de las especies compartirán espacio con al menos otra con la que antes no lo hacían en los próximos 50 años. 

Este trabajo prevé que se produzcan hasta 316.000 nuevos encuentros entre mamíferos que no coinciden ahora. De ellos podrían emerger hasta 15.311 eventos de transmisión de virus entre una especie y otra.

El biólogo Colin Carlson, autor principal del estudio publicado en Nature, investiga la conexión entre cambio climático y emergencia de enfermedades infecciosas en la Universidad de Georgetown (Estados Unidos). 

Hace una comparación que recuerda al posible origen de la actual pandemia de coronavirus: “La analogía más cercana es con los riesgos que vemos en el tráfico de vida salvaje”, dice Carlson. 

“Nos preocupan estos mercados (de venta de animales salvajes) porque juntar animales enfermos en situaciones no naturales crea oportunidades para procesos de emergencia, como sucedió con el SARS, que saltó de los murciélagos a las civetas y luego de las civetas a los humanos”, añade. 

“Pero lo de los mercados ya no es algo tan especial; en un escenario de cambio climático, esos procesos serán la norma en la naturaleza en casi todas partes”, indica. 

En efecto, el aumento de los eventos de transmisión de virus entre especies se producirá en cualquier parte del planeta. La mayor parte del riesgo se concentra en el sudeste asiático, África subsahariana y el sur de América, aunque también se esperan eventos en Europa occidental y el norte de América.

Publicaciones Relacionadas

Un terremoto de 6.1 en Afganistán mata a más de 1000 personas

DA

Jurgen Klopp supera a Pep Guardiola y gana los premios a mejor entrenador de la temporada de la Premier League

editorahora

OMS alerta que la nueva hepatitis aguda infantil es un tema “muy urgente”

editorahora

¿Pueden los eSports convertirse en deporte olímpico?

editorahora

Afirman que este viernes Ecuador reabrirá su frontera con Perú

DA11

OMS advierte que es prematuro declarar una victoria ante la pandemia

DA11