15 C
Huánuco
4 agosto, 2021

Cinthya Guerra: “No pretendamos que la artesanía sea barata”

Huánuco es uno de los departamentos con una gran riqueza cultural (poco valorada), de bellos e imponentes parajes, de historia y tradición milenaria. En muchos casos ha sido fundamental el esfuerzo y dedicación de las mujeres, quienes han logrado mantener viva nuestra historia. Hoy te queremos presentar a “Tita” Cinthya Guerra, diseñadora y artesana huanuqueña, quien en tiempos difíciles ha asumido un gran reto, el de rescatar las tradiciones textiles.

Tita fue ganadora del “Turismo emprende”, iniciativa del MINCETUR que promueve la reactivación económica en el país. Con ese pequeño apoyo económico logró comprar materiales y cubrir costos de viajes para contactar a mujeres de las diferentes provincias de Huánuco, con ellas, actualmente desarrolla un gran proyecto que pretende rescatar los valiosos conocimientos de los pueblos.

Hablemos sobre tu proyecto

Este proyecto pretende visibilizar a las mujeres artesanas y a la vez queremos proponer una indumentaria con identidad huanuqueña, con la que se pueda vestir la mujer huanuqueña en la actualidad. Los mexicanos son un ejemplo de ello, porque usan el “Huipil”, ¿Nosotras por qué no podemos usar técnicas ancestrales andinas en una prenda moderna?

El proyecto implica también viajar para conocer mujeres artesanas, vivir con ellas en su contexto, llegar a un entendimiento de creación, tanto de la combinación de colores, la adaptación de la técnica en indumentaria y trabajar nuevas y diferentes propuestas, con esta interacción, con este “ayni” hemos logrado proponer esta pequeña muestra.

¿Qué es ser artesana?

Generalmente hay mucha confusión con el tema de la manualidad, no la disminuyo, ni le quito la validez. Hay dos propuestas que considero mucho en la artesanía. La primera es que haya una impronta con respecto al producto artístico, lo otro es que tenga un conocimiento, un saber quizás ancestral. Por ejemplo el Katpi, que son los bordados que se hacen en el Perú, en la zona centro es increíble, entonces es una propuesta única.

Ha sido una experiencia muy valiosa conocer a estas mujeres. Porque el primer vínculo y el más importante ha sido dejarme entender y entenderlas, eso fue complicado. Además de empoderarlas en diseño o color, el objetivo principal es hacerlas sentir que valen más de lo que puedan imaginar y en ese aspecto me refiero a que ellas tienen un conocimiento, un saber, ellas no solamente son artesanas, sino que son maestras artesanas porque conservan una sabiduría tan importante que no ha muerto y está presente entre nosotros.

¿Cuáles son los retos ahora?

El reto es fuerte porque hay apoyo económico, hay producción, pero no hay venta y como Huánuco no es una ciudad turística, nuestros productos necesitan ser visibilizados al menos en tiendas virtuales, o que el mismo huanuqueño nos apoye comprando un producto. Pienso que darte la oportunidad de vestir diferente te muestra también como una persona que ama su ciudad, su identidad.

Antes de la pandemia no había ningún tipo de oportunidad en el tema de visibilizar todo estos proyectos textiles andinos, refiriéndome a la real artesanía, la del saber  ancestral. Se está tratando de capacitar a las artesanas, pero la gran mayoría  viven en las alturas donde no hay señal. Estas son brechas muy grandes que hay que superar.

¿Tienes algo que decirles a los huanuqueños? 

Que busquemos informarnos un poco más, les invito a que vengan a ver el pequeño proyecto, no están obligados a comprar, pero creo que es responsabilidad de cada uno conocer lo nuestro.

A veces me enojo mucho cuando viene un huanuqueño y pretende que la artesanía  sea barata. Valoremos mucho eso, porque cuando tu vienes y ves una prenda, pulsera o collar, no ha sido hecho en una hora, o minutos, tiene mucha prueba y error. A veces hay prendas que demandan un mes o mes y medio, el material y la mano de obra, entonces no pretendamos que la artesanía sea barata. Hay que reconocer que la artesanía es como una obra de arte, así que respetemos el conocimiento del artesano.

Si has llegado al final de esta entrevista, es porque te importa conocer los trabajos que las diestras manos de las artesanas fabrican, puedes visitarlas en su local en el Jr Leoncio Prado 1343 – Huánuco.

Por: Iraldia Loyola

Publicaciones Relacionadas

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO

editorahora

Destacados artistas plásticos compartirán experiencias con estudiantes de Tomaykichwa

editorahora

El Imponente Complejo Arqueológico de Atash

editorahora

UNESCO declara a Chankillo como Patrimonio Mundial

DA16

HUANUQUEÑOS DEL BICENTENARIO – Lizaida Thalía Valdivia Magariño

DiarioAhora05

¡Feliz cumpleaños maestro Gumersindo Atencia!

editorahora