19.1 C
Huánuco
24 septiembre, 2020
Image default
Actualidad Portada

Con equipos averiados operan a pacientes COVID-19 en el Hospital Carlos Showing Ferrari

Con una sola sala de intervención quirúrgica, sin ventilación y su mesa médica averiada, médicos del Hospital Materno Infantil “Carlos Showing Ferrari” operan a embarazadas COVID-19 y no COVID-19.

“En esta única pieza de operaciones, cuya mesa quirúrgica esta malograda desde hace tres años, son intervenidas embarazadas con COVID-19 y las pacientes normales. Para atender a una positiva tenemos que cubrir los equipos con plástico y retirar algunos equipos a otros ambientes”, detalló el anestesiólogo Raúl Pozzo Rosales.

El sistema de ventilación de la habitación donde se realizan las intervenciones quirúrgicas no funciona, el cual dificulta que las partículas suspendidas en el aire no sean expulsadas del salón, y pone en riesgo la salud de los pacientes y personal que labora en ese centro hospitalario.

“Este hospital no tiene un pulverizador de peróxido de hidrógeno para realizar una ultra desinfección. Nos prestamos del hospital Regional Integrado COVID-19 de Santa María del Valle, y en ocasiones nos niegan facilitarnos”, comentó Elías Huanca Gabriel, director del Showing Ferrari.

Pozzo Rosales exhortó a las autoridades de salud implementar un ambiente equipado y con personal para atención exclusiva de pacientes COVID-19. “Cuando llega un paciente con coronavirus, el área de recuperación se convierte en un almacén temporal”, precisó.

Mientras eso ocurre en la sala de intervenciones quirúrgicas, en la central de estilizaciones, desde febrero de 2020, no funciona la autoclave de purificación de 600 litros y solo están operativas dos equipos de 60 litros, y estos corren el riesgo de malograrse por el uso y la falta de repuestos originales.

“En varias ocasiones la indumentaria médica tuvo que ser llevado al  Hospital de Contingencia Hermilio Valdizán para ser esterilizada. En esas condiciones trabajamos en el Showing Ferrari”, comentó la licenciada Nancy Jurado Rosales.

EMBARAZADAS COVID-19

Ernesto Gonzales Sánchez, jefe del Departamento de Gineco-Obstetricia, informó que desde el inicio de la pandemia en el Perú, el citado hospital atendió a ocho embarazadas que dieron positivo en COVID-19 con condiciones limitadas, el cual puso en riesgo a las pacientes.

“La sala de recuperación de pacientes COVID-19 y no COVID-19 están separadas solo por un biombo, esa situación precaria les pone en alto riesgo de contagio a ellas y al personal que los atiende”, detalló el galeno.

Gonzales Sánchez precisó que el materno Showing Ferrari solo debe atender situaciones complejas de parto, y las que no presentan riesgo deben ser tratadas en los centro de contingencia de Pillco Marca, Las Moras, Aparicio Pomares y Perú-Corea. “Este flujo de atención no se cumple”, puntualizó.

EPP DAÑADOS

Jorge Paredes Rojas, presidente del cuerpo médico de ese nosocomio, comentó que los equipos de protección personal (EPP) tienen deficiencias de fábrica. “Algunas mascarillas no tienen los sujetadores y los mamelucos se rompen con facilidad. No tenemos cubrebocas N95 y tenemos que comprarnos”, detalló.

Paredes Rojas exigió a la Dirección Regional de Salud  emitir la resolución de Unidad Ejecutora del Materno Carlos Showing Ferrari para que no dependan presupuestalmente de la Red de Salud Huánuco a fin de agilizar las compras de EPP, equipos e insumos.

 “No estamos negando la prestación de servicio, sino exigimos equipos, recursos humanos y espacios seguros”, demandó Paredes Roja.