15 C
Huánuco
18 mayo, 2022

Criar perros, pero no en la calle

La crianza de mascotas, perros y gatos es una costumbre ancestral que nos permite tenerlos como compañeros por terapia, por vanidad, etc.
Hay familias que tienen mascotas que los incorporan como un miembro más de su familia, y las cuidan igual que a sus hijos, pero hay otras que las sueltan a la calle por las mañanas a hacer sus necesidades y de esta manera no ensucien sus casas, como también hay personas que las abandonan a su suerte.
Pasaron muchos años y nuestras calles siguen siendo letrinas tanto para los perros de familia como para los vagos. En los sesenta, la Unidad de Salud puso en marcha el programa de eliminación de perros vagos, suministrándoles un fuerte veneno (estricnina). En ese entonces, no había ninguna asociación protectora de animales y era otra época. Posiblemente, el Ing. Dávila Kuapil instauró el envenenamiento de perros callejeros como una forma de limpiar las calles y prevenir la rabia canina que amenazaba a la región cuando a veces atacaba a los humanos.
En resumidas cuentas, por la cantidad de canes callejeros, no hay la buena costumbre de recoger las heces en bolsitas de plástico como en otras ciudades. Sugerimos a la Municipalidad emitir una ordenanza para multar a los dueños de estas mascotas que por decenas viven en las calles. Sería una forma de evitar la suciedad para que nuestras calles se vean limpias.

Publicaciones Relacionadas

Elecciones internas y democracia

editorahora

Con su propia medicina

editorahora

La ciclovía, dinero perdido

editorahora

Colegio Hermilio Valdizán sigue en problemas de construcción

editorahora

Reactivar las obras abandonadas

editorahora

Malecón Walter Soberón

editorahora