fbpx
28 C
Huánuco
4 agosto, 2020
Actualidad Opinión

CUATRO AÑOS: POCO Y SUFICIENTE

Andrés J. Santamaría Hidalgo

Con la elección de nuevas autoridades regionales y locales una nueva esperanza se abre en el horizonte, a fin de echar andar una vez más esos anhelos de progreso y desarrollo para nuestra región. Es la enésima vez que lo hacemos y nuevamente cada uno de nosotros nos convertimos en alcaldes y gobernadores con el ánimo siempre dispuesto para aconsejar o dar ideas por lo menos, ya que la ejecución correrá a cargo de quienes fueron elegidos.

Una vez más veremos en ellos todas sus taras, sus ineptitudes, su poca o falta de experiencia, sus limitaciones y todo lo negativo antes que sus virtudes. Porque así somos, sobre todo quienes no votamos por ellos sino por el otro candidato a quien creíamos mejor. Créanme que no soy partícipe de trazar toda una compleja estratagema de gobierno tanto local como regional y muy posiblemente usted amigo lector con justa razón se preguntará, qué hago escribiendo esta nota. Le puedo decir que desde afuera se tiene otra perspectiva, es como en el estadio o en la plaza de toros, desde la tribuna vemos las clamorosas necesidades del espectáculo.

Pero no es el caso, carecemos de tanto que no se necesita gran cosa para trazar un plan operativo a corto o mediano plazo ya sea en los municipios provinciales o distritales como en todo el ámbito regional. No hay reelección. Tengo cuatro míseros años para hacer lo prometido. Entonces debo empezar por lo fácil. ¿Cuál es la misión número uno de los alcaldes? Dicho en otras palabras. ¿Qué hacían los alcaldes antiguamente elegidos a dedo por sus cualidades de gerentes o empresarios? Simplemente señores, se dedicaban a mantener limpia la ciudad, ordenada, asfaltado de pistas y veredas, al ornato en general. Mercados limpios, tráfico ordenado, paraderos autorizados, control del comercio informal en las calles, otros.

¿Qué debe hacer el Gobierno Regional? Construcción de colegios, hospitales, puentes, carreteras, campos deportivos y sobre todo MANTENIMIENTO, pues no se trata de construir y olvidarse. Para los que creen que es poco y se necesita mucho más, les digo que tienen razón, pero en cuatro años no se puede hacer todo sino lo prioritario, amén de las actividades propias de cada sector como turismo, agricultura, cultura, etc. Para ello necesita trazarse metas en proyectos concretos y evaluarlos cada año, a fin de realizar los ajustes necesarios.  No se trata de pedir plata al gobierno para después devolverla.

Me dirán que es fácil hablar, pero no hay nada fácil, si se metieron a autoridad es porque tienen capacidad o por lo menos creen que la tienen. Nuestro papel es hablar y escribir. Nada más queda ponerlas en práctica y andar sin prisa, pero también sin pausa, porque el tiempo no se detiene. El éxito de la gestión tanto de alcaldes como del gobernador estriba en una estrecha coordinación entre ellos y con los demás sectores del Estado, llámese policía regional, Defensoría del Pueblo, Poder Judicial. Y de manera especial, con el pueblo, dando cuenta a través de la prensa de manera transparente y cotidiana de lo que se viene haciendo. Si se centran en ello y se olvidan de las posibles mermeladas o tajadas, la cosa marcha. De lo contrario pasarán a ser recordados de entre el montón. No hay tiempo que perder.

Publicaciones Relacionadas

Brecha de género y violencia contra la mujer en Huánuco

editorahora

LA VOZ DE LA MUJER

editorahora

Inauguran pistas y veredas en Pillco Marca

editorahora