19.3 C
Huánuco
16 mayo, 2022

Derrame de petróleo: Bajo las aguas negras

Por: Marcos Cancho Peña

Las especies lo viven como si se tratara del apocalipsis. En realidad, es su apocalipsis. El petróleo cubre todo lo que encuentra a su paso, el manto negro se expande al ritmo de las olas. Se forma una capa impermeable que obstaculiza el paso de la luz solar que utiliza el fitoplancton para realizar la fotosíntesis, esto ocasiona que se altere la cadena alimenticia. La masa espesa cubre las branquias de los peces, lo que hace que mueran asfixiados. Apocalipsis en el mar. Desde la superficie solo se ven las aguas negras. Y se entiende, por fin, por qué el negro es sinónimo de muerte.

Hace una semana se viene haciendo el seguimiento del peor desastre ecológico ocurrido en Lima en los últimos tiempos. Se han derramado 6 mil barriles de petróleo desde la refinería La Pampilla, a cargo de Repsol, destruyendo flora y fauna a lo largo de casi 2 mil millones de metros cuadrados. Aguas negras. Como es costumbre, aún no hay responsables, ni un plan serio para reparar el daño. 

Todos se lavan las manos. Como Pilatos: con agua cristalina, porque el petróleo se encuentra en el mar. Repsol responsabiliza a la Marina de Guerra por, presuntamente, no haberle otorgado información clara para frenar la descarga de los barriles. La Marina, por su parte, promete una investigación exhaustiva de las causas y agentes responsables. Tiene que haber sanciones. Duras, históricas. Sanciones administrativas y penales. Además, esto debe marcar un precedente para que los ecocidios no se sigan pasando por alto. Porque hay más, solo que no ocurren en la capital, donde todos los focos apuntan. Por ejemplo, según los Servicios de Comunicación Intercultural (Servindi), agencia de noticias enfocada en pueblos indígenas, se han reportado cuatro derrames de petróleo en las regiones de Loreto y Amazonas desde finales del año pasado. Hay que ampliar nuestros horizontes en busca de justicia.

Muy poco se ha hecho para reparar los daños. Los planes de contingencia, al parecer, solo quedan en teoría. En la práctica, limpiar el mar con escobas y recogedores es una buena idea. Quizá, y solo quizá, podamos aprender de afuera. En Estados Unidos, se colocan barreras flotantes para ralentizar la contaminación. En China, se despliegan embarcaciones que utilizan dispersantes, absorbentes y bacterias que degradan el petróleo. Y si no quieren ir muy lejos en el mapa, nuestro país vecino, Chile, opta por prevenir antes que lamentar: se realizan simulacros de emergencia por derrames de hidrocarburos en la que participan bomberos, Fuerzas Armadas y diversas organizaciones. Nos falta aprender mucho.

Ayer vi el video de un pingüino exhausto que había nadado hasta una playa de Chancay, escapando así de las aguas negras. Entonces, recordé a Evangelina Chamorro, la mujer que sobrevivió al huaico del 2017, escapando del lodo que la arrastraba sin piedad. Es impresionante la tortura que ambos tuvieron que atravesar para salvar sus vidas. El instinto de supervivencia está adherido al ADN de todos los seres vivos. Quizá la asociación que hice sea la clave para que las autoridades por fin tomen en cuenta a las especies: reconocer que tanto el pequeño pingüino como Evangelina son seres vivos, tanto los humanos como los animales respiran, sienten y sufren. Y ahora esa realidad ya no se puede ocultar. Ni siquiera por un manto oscuro. Ni siquiera bajo las aguas negras.

Apartado: Aplaudo a los colectivos que vienen apoyando a las especies afectadas en conjunto con Serfor. Preocuparse por la situación, pese a no ser responsables, demuestra su buena voluntad. Este apartado no es para los políticos, sino para la gente de buen corazón, que sé que la hay. Muchas gracias.  

 

Publicaciones Relacionadas

ESTEBAN PAVLETICH TRUJILLO

editorahora

Rubén Valdez: “La radio es un medio de servicio público, no está al servicio de ningún grupo de poder”

editorahora

LUCÍA AGAPITO EN EL MUSEO AMANO

editorahora

PILARES PARA LA ADMINISTRACIÓN DEL DINERO DE UN NEGOCIO

editorahora

Coalición Ciudadana: no debe haber discriminación hacia nuestros dirigentes

editorahora

La gestión del conocimiento en la modernización de la gestión pública

editorahora