19.2 C
Huánuco
27 junio, 2022

Día D

Hoy el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) por fin verá en audiencia el caso de la credencial del gobernador encargado, Erasmo Fernández. Como sabemos, el exgobernador y prófugo de la justicia, Juan Alvarado, presentó una apelación al Consejo Regional, luego de qué éste lo destituyera y reconociera al vicegobernador como nuevo gobernador regional.  

Se entiende que la pandemia ha afectado el normal funcionamiento de muchas instituciones estatales, sin embargo, el JNE cuenta con presupuesto y recursos bastante importantes como para tener que posponer temas de vital importancia para las diferentes regiones del país. Eso en primer lugar causa mucha suspicacia, y no se sabe si es que hay algún arreglo debajo de la mesa, o simplemente se trata de desidia.

Han pasado casi cuatro meses desde que el Consejo regional envió los documentos correspondientes a Lima para que sean evaluados. Hoy, se entiende que han convocado a una audiencia con ambas partes. Como sabemos las decisiones del jurado son inapelables, dicho esto, si el JNE decide admitir la apelación de Alvarado, la credencial de Fernández no solo se aplazaría, sino que inclusive se pondría en riesgo. Por otro lado, si rechazan la apelación del prófugo, la credencial de Fernández debería llegar antes de fin de mes a esta región.

El costo de la demora en la decisión del JNE es incalculable, no solamente en términos de presupuesto estatal que no se han gastado, y probablemente no se llegue a hacerlo, sino también, con respecto a la reactivación económica de nuestro departamento.

Ya hemos tenido tres años devastadores con la gestión Alvarado, donde no solo han muerto miles de personas, sino también la economía de miles de microempresas se ha derruido, la informalidad ha crecido y donde la corrupción y la incapacidad han tomado por asalto a las instituciones regionales.

Para una región como la nuestra que carecemos de industria de gran envergadura, donde por lo general no se apoya la inversión privada, se requiere de mucha urgencia la inversión estatal.

El gerente de obras. Ing. John Álvarez fue muy sincero al manifestar que de 152 proyectos que tiene el Gorehco, un gran parte están paralizados, otra en etapa de elaboración de expedientes y tan solo 24 en ejecución.

Y de estas obras en ejecución, muchos están sufriendo porque no tienen el presupuesto necesario para el pago de trabajadores, etc. Entonces la apelación que puso Juan Alvarado, sólo está causando más retraso a Huánuco.

En resumen, el prófugo de la justicia es un miserable que no le interesa para nada la región. Sólo pretende boicotear el trabajo de Fernández y compañía, para que no salgan todas las posibles evidencias de corrupción que han marcado su gestión.

Publicaciones Relacionadas

De su propia medicina

editorahora

Haciendo trampa para no vacunarse

editorahora

Sistemas de riego, una gran estafa

editorahora

MEF autoriza utilizar recursos al gobierno regional

editorahora

Campaña de mantener las calles limpias

editorahora

BROMITA

editorahora