16.7 C
Huánuco
17 mayo, 2022

Día de la canción huanuqueña

Un grupo de huanuqueñistas en el siglo pasado, aproximadamente entre la década del 80, acordaron brindar honor y celebrar el “Día de la Canción Huanuqueña”. Las razones son obvias, tenemos un buen bagaje cultural musical, con cantantes y compositores de calidad en el departamento.

Vivimos orgullosos de haber tenido al maestro Daniel Alomía Robles, quien compuso una serie de temas, y por supuesto, el tema que traspasó las fronteras del Perú y se entona en todo el mundo, y es catalogado como una obra de arte y la más importante de sus creaciones, es el “Cóndor Pasa”.

Siguiendo sus huellas, tenemos grandes valores, no solo para recordarlos sino también para aplaudirlos y valorarlos. Es el caso de don Andrés Fernández Garrido, quien sin ser intérprete, fue el propulsor y difusor de la música huanuqueña.

Cómo no recordar a la Peña Artística Huanuqueña y a la dirección de don Fernández Andrés, quien inmortalizó en un disco los mejores temas huanuqueños de la época, acompañados por célebres músicos.

Importante mencionar también, a intérpretes como la señora Vilma, los Panatahuas, Rolling Vázquez, al maestro Aimer Trujillo, todos ellos verdaderos intérpretes de la cashua huanuqueña, el yaraví y de inigualables mulizas… Todos ellos fueron y son ejemplo para estas nuevas generaciones.

También hay que hacer referencia a los maestros Arana, Willy Palomino, Pepe Ceballos, Arturo Caldas, al gran guitarrista Gumersindo Atencia, al amigo Ortiz (también conocido como Papa rellena). Todos ellos hicieron historia en el siglo 20.

Y en la actualidad, tenemos a figuras como Esperanza Rosales, Charito Chocos, el gran Mito Ramos, por supuesto a Pelo D’Ambrosio, quienes brillan en su mejor momento artístico.

Sin embargo, la pandemia, la modernidad y las nuevas tendencias de la música, han hecho que se pierda paulatinamente este sentir huanuqueño. Estas inspiraciones y hermosas canciones que hoy se añoran.

Tenemos una universidad de música, Daniel Alomía Robles, pero que desde hace más de cuatro años no produce mucho, solo problemas. Tristemente, porque sí se tiene calidad de profesionales, músicos y enorme talento.

Por otro lado, como dice el maestro Domínguez, debemos valorar a nuestros músicos y profesionales en general. Mejor dicho, brindarnos el respeto que todos y cada uno de nosotros merecemos. Muchas veces se ningunea a nuestros paisanos y se prefiere pagar más a artistas foráneos. Ya es tiempo de cambiar, ya es tiempo de entender que nosotros debemos vivir orgullosos de lo nuestro, de nuestra música huanuqueña. Enseñemos a nuestros hijos y nietos a infundir cariño por nuestra música.

Publicaciones Relacionadas

Con su propia medicina

editorahora

La ciclovía, dinero perdido

editorahora

Colegio Hermilio Valdizán sigue en problemas de construcción

editorahora

Reactivar las obras abandonadas

editorahora

Malecón Walter Soberón

editorahora

S/30,000 por la “cabeza” de Juan Alvarado

editorahora