16.4 C
Huánuco
20 septiembre, 2020
Image default
Portada

Dictan nueve meses de prisión preventiva a asaltante de escolares.

Jhonatan Giovanni Sueldo Morales (26) fue recluido nueve meses en el penal de Potracancha acusado de cometer el delito contra el patrimonio en la modalidad de robo agravado en grado de tentativa en agravio de dos escolares.
El atraco ocurrió en las inmediaciones del parque Cartagena, donde el sujeto sustrajo S/3 y un celular Samsung J2, de S/480, a la menor de iniciales M. A. H. B. (15) tras amenazarla con cortarle la cara con un cuchillo.
La víctima informó que, junto con tres amigas, merodeaba por el parque con dirección al jirón General Prado. De repente el sujeto las interceptó y amenazó con un cuchillo a sus dos compañeras, quienes se retiraron atemorizadas del lugar. Segundos después y con palabras soeces, pidió a la escolar y a su amiga que le entregaran sus teléfonos celulares.
Cuando la escolar se negó, Sueldo metió la mano por debajo de su pantalón a la altura de la cintura y le quitó el equipo, pero ella lo agarró de la casaca. Ante esto el ladrón le propinó un puñetazo en la mano para que lo soltara y luego se dio a la fuga con dirección al jirón Dámaso Beraún.
Los gritos de la agraviada alertaron a los transeúntes, quienes corrieron tras el sujeto y lo arrestaron y le dieron una golpiza. El ladronzuelo, en su afán de deshacerse de la prueba de su delito, arrojó el celular cerca al parque, pero fue encontrado y devuelto por un transeúnte.
Luego de realizar las investigaciones preliminares, el fiscal solicitó prisión preventiva, pedido que fue declarado fundado por el juez Nivar Trejo Lugo, del Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco.
Durante la audiencia, el sujeto trató de ablandar el corazón del magistrado, excusándose con lágrimas en los ojos, que había actuado bajo los efectos de la droga por ser dependiente recaído desde marzo de este año, porque su pareja abortó a su hijo con tres meses de gestación.
“En el centro de rehabilitación yo me preparé para el rechazo de la gente, de mi familia, pero no para la muerte de mi hijo, por eso recaí en las drogas”, dijo, entre lágrimas.
Sin embargo, el magistrado analizó los elementos de convicción y declaró fundado el pedido del representante del Ministerio Público.