15.9 C
Huánuco
13 agosto, 2020
Actualidad Editorial

EDITORIAL. El año escolar

Una de las piedras angulares del Estado es la educación. Penosamente, el Gobierno Central no ha podido mejorar el nivel educativo, por el contrario, retroceso tras retroceso ha sucedido. No solo hay un abismal déficit en infraestructura, lo que es peor, es que los niños presentan, cada vez más, mayores deficiencias en comprensión lectora, por mencionar alguno.

Peor aún, cada año, suceden cosas similares, muchos de los colegios presentan problemas de infraestructura, docentes, material educativo, entre otros. Este último, afortunadamente, está siendo entregado a los colegios en estas últimas dos semanas.

Pero, hay colegios que no tienen ni lo uno ni lo otro, tal es el caso de la Institución Educativa n.º 32927 Jesús Redentor del centro poblado de Pillao, donde los 240 escolares no tienen una infraestructura adecuada donde recibir clases, debido a que su colegio sigue en construcción desde 2018.

Tenemos un problema cultural muy grande, que es nuestra informalidad; mientras no cambiemos como sociedad, esta región nunca podrá progresar. No es lo mismo conseguir logros como profesional, que conseguir logros como ciudad o departamento.

En este aspecto, los padres de familia juegan un rol sumamente importante, deben participar activamente en los colegios de sus hijos, más aún si los directores no los convocan. Se tiene que practicar la sinergia para que los niños aprendan a trabajar en equipo; atrás quedaron los solitarios que querían conquistar el mundo; sin unión no hay fuerza.

Los padres deben estar al tanto, no solo de la ambientación, reparación y arreglo del mobiliario, así como el pintado de las aulas, la revisión de los servicios higiénicos, en fin, de toda la infraestructura; sino también, del nivel de avance educativo de sus hijos y qué hacer, en caso lo necesiten.

Deberíamos ser conscientes que la educación en el mundo ha cambiado y sigue haciéndolo muy rápido. El gran problema es que un gran porcentaje de la población no tiene la menor idea de cuán radical es la diferencia en otros países, donde muchos de los jóvenes salen con altos niveles educativos muy competitivos, y donde nuestros jóvenes, sin la adecuada preparación, tendrán poca oportunidad de competir.

Publicaciones Relacionadas

Detectan 503 nuevos contagios de COVID-19 en campaña focalizada

editorahora

Más de 100 viviendas inundadas por desborde del río Aucayacu

adminahora

Denuncian abuso de autoridad y bullying en colegio Illathupa

adminahora